Home / Cultura General / Mitos y supersticiones en las bodas

Mitos y supersticiones en las bodas

Muchas mujeres piensan en su boda como “el día más importante de su vida” y es que es una tradición que lleva miles de años y que representa la felicidad. No podemos asegurar la última parte, pero sí podemos seguir esa trayectoria que nos ha ido dejando diferentes tradiciones que delimitan la forma de casarnos hoy.

El inicio de cualquier matrimonio es el compromiso y se representa con un anillo con un diamante. Una teoría sobre el uso del diamante dice que su centello era el “latir del corazón colmado de amor”. Pero la primera vez que se entregó un anillo de compromiso con un diamante fue en el siglo XV cuando Maximiliano de Austria se comprometió con María, la hija del duque de Borgoña.

Hay otras supersticiones para aplicar el día de tu boda, una es la de hacer mucho ruido para alejar a los malos espíritus, es por eso que algunas personas amarran latas a la parte posterior del auto o tocan el claxon.

Algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul. Esta frase forma parte de nuestra cultura general. Antes de casarse la novia busca un objeto con cada una de las características anteriores. Pero, ¿qué significan éstas? Lo nuevo es símbolo de prosperidad y una vida nueva. Lo viejo es símbolo de lo que se deja atrás. Lo prestado habla de la fidelidad de tus amistades. Y por último el azul, que representa la fidelidad con tu pareja.

En Rumania hay una tradición que se trata de raptar a la novia. Los amigos del novio secuestran a la afortunada y la llevan a algún lugar emblemático, vestida de blanco, se toman fotos en el lugar con un tono humorístico del juego del rapto. El novio negocia la liberación a cambio de alcohol o de alguna declaración de amor embarazosa.

En las bodas británicas la usanza más representativa que se ha plasmado en la cultura general es la lectura de votos, los cuales al principio sólo eran pasajes de amor de la Biblia. Poco a poco se fueron modificando a ser poemas o estrofas de canciones e incluso a textos escritos por los mismos contrayentes en donde se prometen fidelidad y amor eterno.

Cada una de las tradiciones mencionadas han hecho que el matrimonio se vaya construyendo en lo que es hoy. Una mezcla de todas las culturas, y es que cuando uno escucha una superstición decide hacerla mejor que no. Así aseguramos un poco más nuestra suerte.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba