Home / A dónde vamos / Museos: templos del saber

Museos: templos del saber

En el mundo en que vivimos, existen lugares que albergan obras que reflejan la esencia del ser humano, que en su interior inmortalizan el espíritu de grandes maestros. Desgraciadamente son lugares casi vacíos y que poco a poco pierden su valor. Estos lugares son conocidos como museos.

De arte, historia o ciencia, los museos nos cautivan por diferentes razones, pero en especial cuando sentimos la necesidad de ser inspirados, de conocer la vida de nuestro mundo y a quienes son capaces de plasmar la belleza que vive en sí mismos, a través de la pintura.

En la antigüedad un museo era un lugar sagrado, un templo visitado por las musas, diosas de la memoria, y a ellos acudían quienes estaban en pos de inspiración divina. Durante muchos años, los museos y los acervos culturales fueron exclusivos para la clase educada, zonas de entendimiento, de pensamiento, de arte y de estudio.

Actualmente los museos nos llaman no sólo por las musas que viven en su interior, sino también porque son en sí mismos un reflejo de la capacidad creativa del hombre. Entre los museos más destacados alrededor del mundo se encuentran los siguientes.

Museo del Hermitage, San Petersburgo

Su nombre proviene de una palabra francesa que significa “el refugio del ermitaño”, y en la antigüedad fue la Residencia de Invierno Oficial de los zares. Este imponente museo conformado por seis edificios alberga una de las más grandes colecciones de pintura del mundo, formada principalmente por las obras que fueron adquiriendo los antiguos zares.

Aquí se albergan más de tres millones de piezas que abarcan desde la Antigua Grecia y el Imperio Romano, hasta obras de pintores y escultores europeos, orientales y de los maestros rusos. Cuenta también con piezas arqueológicas, joyas y armas, pero su colección de pintura es considerada como una de las más importantes del mundo.

Museo del Louvre, París

Este es el museo nacional de Francia, dedicado a las bellas artes, la arqueología y las artes decorativas. Fue inaugurado el 8 de noviembre de 1793 en el antiguo Palacio Real del Louvre.

Al igual que en Hermitage, las obras que se encuentran en el Louvre fueron, en su mayoría, recopiladas por la monarquía francesa, pero también por los hombres del período de la ilustración y las expediciones arqueológicas del siglo XIX.

Es considerado como uno de los museos más importantes del mundo por la riqueza de sus colecciones y porque ejerció un precedente para los demás museos al convertir las colecciones privadas de los aristócratas y monarcas en una colección de propiedad pública al servicio de la sociedad.

El Louvre es el museo de arte más visitado del mundo con casi quince millones de visitantes al año, que asisten principalmente para ser testigos de la misteriosa sonrisa de Mona Lisa y otras importantes obras de los maestros clásicos.

Museo de Arte Moderno, Nueva York

Mejor conocido como MoMa, este museo abrió sus puertas el 7 de noviembre de 1929. Fue fundado por tres mujeres, que querían ayudar a la gente a entender y disfrutar del arte que se estaba produciendo en dicha época. Entonces la mayoría de la población despreciaba las nuevas corrientes artísticas como el cubismo y el arte abstracto, pues se alejaban de los estilos clásicos. El MoMA, marcó una pauta y rompió los límites que delimitaban lo que era arte y lo que no.

Hoy en día es considerado como uno de los mejores museos de arte moderno y contemporáneo del mundo, pero también como una de las mejores colecciones de obras maestras, pues alberga obras de pintores como Picasso, Mondrian, Dalí y Van Gogh junto con las de Pollock y Warhol.

El MoMA también posee colecciones de diseño gráfico e industrial, cine, fotografía, arquitectura e impresos, lo que lo convierte en uno de los museos más diversos del mundo.

Museo Guggenheim, Bilbao

Diseñado por el reconocido arquitecto Frank Ghery, este es uno de los cinco museos de la Fundación Solomon R. Guggenheim, dedicado al arte contemporáneo.

Está considerado como uno de los principales tesoros de España y recibe anualmente a más de un millón de visitantes.

Las exposiciones en este museo cambian constantemente y están principalmente conformadas por trabajos realizados a lo largo del siglo XX. Las obras tradicionales son una minoría, aunque se han incluido algunas exposiciones de arte antiguo, aunque hay quien considera que la mayor obra de arte es el edificio de  diseño único y vanguardista, construido con planchas de titanio, cortinas de cristal y piedra caliza que forman curvas que se retuercen y ondulan en una forma envolvente.

Museo del Prado, Madrid

Es uno de los museos más importantes y más visitados del mundo. Inaugurado en 1819, alberga una gran colección de maestros europeos, principalmente obras de Velázquez, El Greco, Tiziano, Rubens y en su mayoría, Goya y El Bosco.

Se dice que el Prado es la mayor concentración de obras maestras por metro cuadrado. Y de la misma forma que algunos de los otros museos europeos, éste debe su colección a las dinastías de gobernantes españoles, quienes recopilaron y encargaron las piezas a lo largo de varios siglos.

National Gallery, Londres

Este es el principal y más famoso museo de arte de Londres, y fue fundado sin el respaldo de una colección real. Actualmente exhibe pintura europea creada entre los años 1250 y 1900, que forma parte de la colección nacional de arte de Reino Unido.

La National Gallery fue fundada en 1824 y se ha convertido en una institución de renombre, que se destaca por su colección de obras maestras de toda la historia del arte occidental. Al recorrer sus salas es posible ver la evolución de los estilos pictóricos que van desde el renacimiento hasta el postimpresionismo, y con el paso del tiempo ha ido aumentando su colección de obras de arte moderno.

Museo Nacional de Antropología, México

Fue construido en el Bosque de Chapultepec e inaugurado en 1964. Cuenta con 23 salas de exposiciones permanentes, dos auditorios y una sala de exposiciones temporales, además de ser sede de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia.

Las piezas más representativas de este museo son la Piedra del Sol, las esculturas teotihuacanas dedicadas a los dioses del agua, el tesoro de la tumba del rey Pakal, un atlante tolteca y el Monolito de Tlaloc.

Es uno de los museos más importantes de México y América Latina, visitado cada año por más de dos millones de personas de todo el mundo. Es reconocido por albergar piezas arqueológicas de los pueblos mesoamericanos y por ser un representante de la diversidad étnica del país.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba