Home / Cultura General / Nación del magnicido y la conspiración

Nación del magnicido y la conspiración

Ninguna nación tiene un récord semejante al de Estados Unidos. Entre teorías de conspiración, violentos atentados y misterios políticos, nuestra vecina nación destaca de entre las demás por contar con los hitos tan populares como trágicos de la violencia política: Lincoln, Garfield, McKinley y Kennedy cuentan su parte en la historia.

Lincoln1

Abraham Lincoln

Siendo el presidente número 16, Abraham Lincoln de carácter recio y noble sabía el riesgo de ser presidente de una nación vulnerada por la revolución y dividida ante su política antiesclavista. Respondió sin vacilar a los intentos de secesión que intentaban disolver el país desencadenando 4 años de guerra civil.

El 14 de abril de 1865 mientras estaba en el teatro, el actor John Wilkes Booth de 26 años, le disparó en la cabeza a quemarropa. La conspiración también contemplaba la muerte del secretario de Estado y el vicepresidente.

James-Garfield

James Garfield

Héroe de la Guerra Civil y amigo de Lincoln, fue el vigésimo presidente de Estados Unidos. James Garfield fue electo por una insignificante mayoría que a la postre, le costaría la vida. Entonces, era una época donde los gobernantes podían moverse con normalidad en el pueblo y el 2 de julio de 1881 el presidente acudió a la estación de ferrocarril, entre la multitud su asesino Charles Guiteau, se aproximó y disparó dos veces causándole una lenta agonía de 80 días.

William_McKinleys

William McKinley

Siendo el presidente número 25, McKinley condujo la guerra de Estados Unidos contra España consolidando su nación como potencia imperialista e imponiéndose en Cuba, Filipinas y Puerto Rico. El 6 de septiembre el anarquista León Czolgosz

de origen polaco y finalmente, chivo expiatorio del magnicidio asesinó al presidente con dos tiros en la cabeza. Su muerte facilitó el ascenso del vicepresidente Teodoro Roosevelt.

John F. Kennedy

John F. Kennedy

Joven, progresista, divertido, mujeriego, cauteloso, astuto e idealista fue Kennedy quien, a sus 25 años regresó de la Segunda Guerra Mundial condecorado con la Medalla al Valor. Llegó al Congreso a sus 29 años, se convirtió en Senador y posteriormente derrotó a Richard Nixon para asumir la presidencia.

El 22 de noviembre de 1963 Kennedy fue asesinado en Dallas por un tirador solitario, Lee Harvey Oswald quien en un lance descrito como surrealista y mal elaborado, es ultimado por el policía Jack Ruby quien a su vez muere víctima de un terrible cáncer.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba