Home / Cultura General / Narcolepsia

Narcolepsia

narcolepDormir es una de las actividades que más disfrutamos los seres humanos, desde una pequeña siesta de 5 minutos en el sillón donde calienta el sol, hasta un noche completa de sueño. Una vez que el cansancio se hace sentir y oímos la voz de Morfeo que se acerca con su abrazo, el sueño es lo único en nuestra mente. Y aunque nuestra almohada se convierta en el centro de nuestra atención tenemos la capacidad de mantenernos despiertos mientras sea necesario. Pero no todas las personas pueden decir lo mismo, pues hay quien sufre de un trastorno neurológico llamado Narcolepsia que se caracteriza por la presencia de episodios de sueño incontrolable que obligan a quien lo padece a dormir, aun cuando éste no lo desea.

El trastorno de un narcoléptico se compone de la combinación de todos o algunos de 4 síntomas principales: excesiva somnolencia durante el día,  episodios de cataplejía que implica parálisis temporal o debilidad muscular, alucinaciones durante la transición entre estar despierto y dormido, y parálisis del sueño en la que el individuo no puede realizar ningún movimiento.

Aunque la causa de esta enfermedad es desconocida, se cree que es de carácter genético. Los síntomas suelen presentarse por primera vez cuando el paciente alcanza los 20 años; durante la aparición de los primeros síntomas, los pacientes de narcolepsia expresan también sufrir de una interrupción del sueño durante la noche lo que evita que logren descansar y recuperarse del desgaste diario.

En una persona estándar, mientras se encuentra despierta, sus ondas cerebrales muestran un ritmo regular de actividad. Mientras duerme, atraviesa un camino que los lleva de un sueño ligero y superficial hacia uno más profundo; primero, las ondas cerebrales se vuelven lentas y menos regulares y cuando la persona entra a un estado de sueño profundo, las ondas vuelven a mostrar actividad y se presentan los sueños.

Para una persona con narcolepsia, las etapas de sueños y sus ciclos, están alterados tanto en orden como longitud. El sueño profundo suele ocurrir en momentos anormales y sin la necesidad de pasar por un sueño superficial, lo que significa que puede quedarse profundamente dormida en cualquier momento y sin previo aviso.

Cuando dormimos solemos perder el control de nuestros movimientos, y presentar una parálisis muscular que evita que hagamos físicamente los movimientos que hacemos en nuestros sueños. Una persona con narcolepsia puede experimentar esto incluso cuando está despierto o en una etapa de sueño ligero, lo que lo pondría en peligro si se encontrara realizando algo tan común como conducir su automóvil.

Para dicho trastorno se han identificado diferentes tratamientos que dependerán de la sintomatología de cada paciente, ya que esta enfermedad afecta de forma distinta a cada persona que la sufre. El hecho es que a medida que avanza y evoluciona la humanidad, hemos podido descubrir secretos del cuerpo humano,  misterios asombrosos y espectaculares de la mente humana. Hoy sabemos más que nunca que nuestro cerebro es un abismo de posibilidades, un mar infinito donde pueden ocurrir sucesos extraordinarios y que nos encontramos muy lejos de poder descubrirlos.

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba