Home / Cultura General / Palabras intraducibles

Palabras intraducibles

translate

En la traducción poética existe una teoría de la intraducibilidad en la que más que traducir, el pasar de un idioma a otro un poema es una recreación del mismo. Pues el reto es poder pasar una emoción o la “intención” a otro lenguaje de la manera más parecida posible.

Los diferentes idiomas demuestran la variedad en nuestra manera de entender el mundo, pues un lenguaje puede demostrar una cotidianidad específica. Un buen ejemplo de esto son las diferentes palabras de los esquimales para designar el color blanco.

En el artículo de hoy les compartimos diferentes palabras que muestran la personalidad de una cultura completa por no poderse traducir de manera literal:

Waldeinsamkeit (alemán) El sentimiento de sentirse solo en el bosque.

Cualacino (italiano) La marca que deja un vaso frío en la mesa.

Iktsuarpok (inuit) El sentimiento de anticipación que te hace querer vigilar afuera

para ver si alguien se acerca.

Komorebi (japonés) La luz del sol que se filtra por entre las plantas de los árboles.

Pochemuchka (ruso) Una persona que hace muchas preguntas.

Sobremesa (español) El tiempo que uno pasa después de la comida platicando con las personas que la compartió.

Jayus (indonesio) Un chiste contado tan mal y poco chistoso que te hace reír.

Pana po´o (hawaiano) El acto de rascarse la cabeza para ayudarte a recordar algo que has olvidado.

Dépaysement (francés) El sentimiento que viene de no estar en el país natal de uno.

Goya (urdu) La sensación de trasladarte al lugar de una historia bien contada.

Mangaia (sueco) El reflejo de la luna que parece un camino.

Algunas de estas palabras parecen un poema, pues son capaces de condensar en una expresión una imagen entera.

[Fuente]

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Comentarios (1)

  • Eduardo Sánchez

    Hola. Me interesó el artículo porque soy traductor y estoy consciente de la amplitud de este fenómeno. Únicamente quería recomendarles que revisen bien las palabras antes de publicar los artículos (no sé en los demás, lo digo por éste que, pues bien, está enfocado en las palabras) ya que la palabra en sueco que nos comparten no se escribe como ustedes lo publicaron: “mangaia”, sino “mångata”, y su significado tal y como nos lo comparten está incompleto… pues no es lo mismo decir; “El reflejo de la luna que parece un camino”, a decirlo como está inscrito en Maptia (su fuente de información para este artículo), cuya definición en inglés es, “The roadlike reflection of the moon on the water”, que quiere decir: “El reflejo de la luna SOBRE EL AGUA que parece un camino”.

    Ante todo, ésta pretende ser una crítica constructiva, ya que si me tomé el tiempo para escribirles, tan solo significa que me agrada su página y que, al ser un obsesivo con respecto al mundo de las palabras (a esto me dedico), me gustó mucho la definición que dieron, pero al buscar imágenes e información detallada fue que me di cuenta de su casi imperceptible, pero a mi gusto, grave error al escribir mal una palabra.

    Cuando tengo tiempo, me dedico a cultivarme, y de hecho quiero agradecerles también el hecho de haber cometido este curioso error, ya que al buscar “mangaia”, lo que apareció fue una variedad de imágenes de una isla que se llama así, parte de las Islas Cook y que tiene una historia muy peculiar.

    Finalmente (y para no entrar en más detalles) cabe mencionar que no somos perfectos y que de los errores se aprende.

    Gracias por su atención.

    Mucho éxito.

    Responder

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba