Home / Cultura General / Primero sánscrito, luego latín y al fin, español

Primero sánscrito, luego latín y al fin, español

La lengua es un mecanismo complejo que exige enormes esfuerzos para aprenderla y aunque se modifica sin cesar, su misma complejidad de dominar el idioma, la protege, conserva y mantiene viva.

La lengua latina, por ejemplo, fue profundamente modificada por los nuevos usuarios cuando hace más de 2,000 años, las tribus de aristócratas se desplazaron para conquistar el mundo. Así, las migraciones hicieron lo propio propagando el idioma al tiempo que se modificaba la pronunciación y estructura. De ahí que el latín haya estallado en la gran diversidad de las lenguas romances.

El latín es pues, el origen del español, francés, catalán, portugués, rumano, occitano, corso, etc. Gracias a la lógica de su estructura, se constituyó como instrumento de educación. Además, es la lengua universal con la literatura más rica por cantidad y calidad que, junto con el griego, ha conformado el vocabulario mundial de la filosofía, ciencia y técnica por más de 2,500 años.

El origen del latín, sin embargo, se identifica a través de la reconstrucción del sánscrito, antiguo idioma de la India. Investigadores han comprobado la existencia de palabras que se asemejaban a las tres lenguas europeas modernas: el griego clásico, el latín y el germánico.

Finalmente, la evolución del griego y latín comprenden a la gran familia de idiomas indoeuropeos, que son:

  • indoiranio: representado hoy por el indostaní y el persa
  • lenguas eslavas: pertenecen el ruso, polaco, checo, eslovaco, esloveno, serbio, ucranio, croata y búlgaro
  • griego: jonio, eolio y dorio
  • itálico: floreció en la península itálica y dominado finalmente por el latín. Roma, capital, da nombre a las lenguas “romances”, románicas o neolatinas.
  • Céltico: proveniente del oeste europeo e instalándose incluso en la península ibérica, dio origen al francés.
  • Germánico: le pertenece la rama nórdica con el danés, suevo y noruego; la rama gótica dividida en visigodos y ostrogodos.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba