Home / Cultura General / Que no se te ocurra echarle agua

Que no se te ocurra echarle agua

rx cadena

Seguro alguna vez sucedió que mientras freías, el aceite empezó a arder y quizá hayas optado por retirar el sartén y/o apagar el piloto de gas. Pero quizá también se te ocurrió intentar apagar el pequeño incendio con agua.

 

Este error podría ser altamente peligroso:

La combustión que se observa es una reacción exotérmica (libera energía en forma de calor e incluso luz) entre el aceite y oxígeno. La temperatura del aceite está por encima de su punto de combustión, si éste no arde es porque una pequeña porción de aire hace contacto.

 

Al arrojar agua para sofocar el fuego lo que en realidad sucede es que ésta se calienta y rápidamente pasa a su fase vapor expandiéndose y lanzando gotitas de aceite en todo alrededor donde ahora sí, el aceite tienen contacto con el oxígeno exterior e incluso tocando su fuente de calentamiento.

Así que, la próxima vez, tapa el sartén e inmediatamente corta la alimentación del fuego y así, salvarás tus cejas.

images

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba