Home / Cultura General / La enfermedad del sabio

La enfermedad del sabio

databrain

El “Síndrome del Sabio” o “Síndrome de Savant” es una condición médica extremadamente rara, hasta el momento únicamente 50 personas han sido diagnosticadas de forma oficial con este síndrome. Sin duda, la cifra resulta inquietante y todavía más si se tiene en cuenta que el 50% de los Savants también son autistas.

Esta condición fue dada a conocer por primera vez gracias al médico Benjamín Rush, quien en 1789 descubriera que una paciente suya era capaz de calcular la edad de las personas en apenas pocos segundos. Partiendo de éste suceso, se continuó estudiando este singular conjunto de síntomas sin que la ciencia pueda explicar de forma puntual qué lo ocasiona.

El Síndrome suele presentarse en personas con enfermedades mentales o que han experimentado daños cerebrales y que después comienzan a desarrollar habilidades un tanto extraordinarias, que se presumen son activadas después de la lesión.

Una persona que padece Síndrome de Savant es capaz de memorizar millones de datos, tocar instrumentos musicales de forma prodigiosa sin haber tomado una lección e incluso puede representar de forma artística sucesos que transcurren a su alrededor. Sin embargo, muchas de estas personas no son capaces de abotonar una camisa por cuenta propia.

Según algunos estudios realizados con técnicas de neuroimagen en los cerebros de los Savants, revelaron que la mayoría de quienes padecen este síndrome tienen alteraciones en el hemisferio izquierdo del cerebro. Esto explicaría por qué una gran parte también padece de autismo.

hemisferios

El psicólogo John Mitchell tiene la teoría de que “todos tenemos un Savant dentro”. Según él, nuestro cerebro reúne todos los datos que le llegan, posteriormente procesa y suprime la información y formula una idea única que después se hace consciente. En cambio, en el cerebro de los Savants la información no pasa por estos filtros y el resultado es muy parecido a “ver una imágen de gran resolución pero observando los píxeles de forma individual”.

El caso más celebre conocido fue el de Kim Peek, quien además sirvió como inspiración para la película “Rain Man”. Peek nació con macrocefalia y daño permanente en el cerebro. A pesar de esto, era capaz de memorizar las cosas de forma asombrosa; podía recordar el 98% de los 12 mil libros que había leído y también leer dos páginas de forma simultánea, una con cada ojo, tardando apenas 8 segundos en hacerlo.

Stephen Wiltshire, un artista británico que también padecía síndrome de Savant manifestaba su “genialidad” de forma diferente, él era conocido como “la cámara humana” pues podía dibujar una ciudad completa, a escala y con lujo de detalle sin cometer falla alguna tras sobrevolarla en helicóptero por 45 minutos.

stephen savant

 

El Síndrome de Savant es un tema fascinante, puesto que muchas personas creen que la creatividad está directamente ligada con los genes y el ambiente en el que se rodea la persona. A pesar de la gran capacidad de memorizar de Kim Peek, él no podía realizar interpretaciones o un procesamiento crítico de la información. Este es un rasgo común de los Savants, lo cual nos hace reflexionar: ¿Cuál es realmente la definición de ‘genio’?

stephen city

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba