Home / Cultura General / Tetracromatismo: la vida de muchos colores

Tetracromatismo: la vida de muchos colores

Nuestros sentidos pueden ser fácilmente engañados, en especial cuando se trata de la vista. ¿Recuerdas aquel viral vestido? Ese que era, ¿azul? O, ¿dorado?

Una retina normal suele tener tres tipos de conos, que son células sensibles a la luz. Cada una de ellas, reacciona a la luz de manera distinta, desencadenando longitudes de onda de luz diferentes. Supuestamente, estos deben coincidir con lo que ve otra persona, a excepción de los daltónicos, por ejemplo.

Una persona con visión normal es capaz de percibir hasta un millón de diferentes matices en los colores, esto se logra gracias a los denominados conos, por lo que en general, la mayoría de personas tiene una visión tricomática, sin embargo, existe una condición poco usual denominada tetracromática.

Esta extraña condición se debe a que en lugar de tres conos, se cuenta con cuatro, esto provoca una hipersensibilidad de colores para el ojo, llegando a poder distinguir hasta 100 millones de diferentes tonalidades.

Aunque ese tipo de mutaciones son comunes en algunos animales, científicos han descubierto que una alteración en el cromosoma sexual X puede ser el responsable de la condición. Dado que las mujeres tienen un mayor número de cromosomas X, es más común que ellas puedan padecer dicha condición.

Si bien la experiencia visual no resulta igual para todos los tetracrómatas y debe ser muy difícil de explicar, Concetta Antico, una mujer con tetracromatismo, se dedica a realizar cuadros donde intenta plasmar su experiencia de color, en este caso, retrata una luna llena desde su perspectiva:

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba