Home / Cultura General / Tetris, el juego que no pasa de moda

Tetris, el juego que no pasa de moda

tetris

Hay cosas que en el momento de su lanzamiento uno no se puede imaginar el éxito que pueden llegar a tener. El juego de Tetris es un ejemplo de cómo en ocasiones la simpleza aunada a un poco de genialidad puede llegar a superar la prueba del tiempo.

El juego de Tetris lleva tres décadas de existencia y su influencia ha sido tal, que desde su creación ha pasado por la gran mayoría de plataformas de juego, desde el GameBoy hasta una instalación en Londres de más de 100 metros cuadrados.

El Tetris pasó de ser un ícono de una generación para convertirse en el ícono de los juegos electrónicos.

El origen del nombre de “Tetris” proviene de los bloques por los que se conforma, pues éstos están basados en el concepto de “Poliominó” que se refiere a figuras geométricas formadas a partir de bloques cuadrados más pequeños. En el caso de Tetris, son bloques formados con cuatro cuadrados por lo que se les nombra “tetraminós”.

La banda sonora tan representativa que acompaña el juego tiene más de cien años de antigüedad.

El desarrollador de “Tetris” se llama Alexey Patjinov y lo creó mientras trabajaba para el centro de computación de la Academia de Ciencias de la URSS. A pesar de esto, Patjinov no recibió derechos de autor porque éstos eran propiedad del gobierno soviético. Fue hasta 1996, que comenzó a obtener derechos de autor cuando formó su propia empresa con Henk Rogers The Tetris Company.

Pero el Tetris no solamente sirve para distraer nuestra mente un poco, se ha comprobado que es beneficioso para pacientes que se recuperan de algún tipo de estrés pos-traumático. El efecto que seguramente los que lo han jugado conocen, el que después de jugar por un tiempo, se siente que seguimos jugando Tetris en nuestras cabezas, se la denominado científicamente como “El efecto Tetris”. Éste afirma que al estar expuestos a cierta actividad de forma recurrente, la misma actividad se puede manifestar en sueños, recuerdos o imágenes mentales. Efecto que también ocurre, por ejemplo, cuando pasas tiempo sobre el mar y al pisar tierra firma existe una sensación de inestabilidad.

Una muestra de cómo un simple juego digital puede llegar a influir en demasía en tres generaciones y contando.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba