Home / Deportes / Didier Drogba: el futbolista que detuvo una guerra

Didier Drogba: el futbolista que detuvo una guerra

didi5

Era el año 2005 cuando Costa de Marfil se jugaba su clasificación al Mundial por primera vez en la historia. De su lado tenían a uno de los mejores delanteros del momento: Didier Drogba, quien además era el capitán de su selección.

 

El equipo de Didier ganó el encuentro 3 a 1 contra Sudán; el sueño se había convertido en realidad. El pueblo de Costa de Marfil podía celebrar, pero a medias, ya que el país se encontraba en plena guerra civil. Este conflicto había comenzado 4 años antes con un fallido golpe de estado, mismo que tenía a la nación dividida entre el sur bajo la influencia del gobierno y el norte rebelde.

didi2

Después del partido, ya en los vestuarios, Drogba lanzó un mensaje de rodillas junto a sus compañeros para la televisión “Ciudadanos de Costa de Marfil, del norte, sur, este y oeste, les pedimos de rodillas que se perdonen los unos a los otros. Perdonen. Perdonen. Un gran país como el nuestro no puede rendirse al caos. Dejen sus armas y organicen unas elecciones libres”.

didi1

El mensaje de paz llegó hasta el último rincón de su país. Una semana después ambos bandos acordaron un cese al fuego, el inicio de la leyenda de Drogba comenzaba, pero aún faltaba mucho que recorrer.

 

En 2006, año en que recibió el premio al mejor futbolista africano, el delantero viajó a Bouaké, una de las ciudades donde los rebeldes habían instalado su cuartel general, para pedir nuevamente la paz con el trofeo en sus manos.

 

Un año después el capitán Didier pidió que se llevara a cabo un partido en la misma ciudad. Varios ministros y el presidente de Costa de Marfil entraron al campo fuertemente escoltados. Cuando sonó el himno del país tanto el presidente como el líder rebelde lo cantaron, uno a lado del otro; en ese momento la guerra había acabado definitivamente.

didi3

Terminaron ganando el partido 5 a 0; un diario deportivo local colocó como portada el titular “Cinco goles para borrar cinco años de guerra”. Fue así como Didier Drogba hizo la diferencia en el campo de juego y fuera de él. Sólo un deporte tan hermoso como el fútbol lograría borrar diferencias y unir a una nación que había sufrido una guerra de más de 4000 bajas.

didi4

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido
Clip to Evernote

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba