Home / Deportes / Maracanaço

Maracanaço

maracanazo

Esta palabra con origen brasileño es la combinación del nombre del estadio más grande del mundo Maracaná con la palabra fracaso.

Maracanaço” se utiliza para nombrar un suceso que ocurrió en la Copa Mundial de Fútbol de 1950 que se llevó a cabo en Brasil, en el cual la selección de Brasil perdió la final en casa contra la selección de Uruguay.

Después de un mundial de haber goleado a todos contra los que se había enfrentado, la selección de Brasil se encontró con su peor pesadilla en un estadio en el que habían asistido 173, 850 personas en Rio de Janeiro.

En sus partidos anteriores había quedado contra Suecia 7-1 y contra España 6-1, estas victorias provocaron en los brasileños una esperanza que probablemente estaba demasiado “cantada”, pues en sus diarios los titulares ya lo habían dicho, “O Brasil vencerá – A Copa será nossa anunciaba “Diario de Río”, el periódico “O Mundo” se titulaba Brasil Campeão Mundial de Futebol 1950”. Toda esta prensa aunado a la inauguración del gran Estadio de Maracaná anunciaban una victoria que no iba a suceder.

macaranazo

Antes de iniciar el partido el director técnico uruguayo les pidió a sus jugadores que jugaran defensivamente para que tuvieran una derrota que no los humillara, pero el capitán del equipo, Obdulio Varela lo contradijo, le pidió a los integrantes de su equipo que jugaran ofensivamente.

El portero uruguayo, Roque Máspoli logró parar los ataques iniciales de los brasileños para terminar el primer tiempo 0-0.

En el minuto 2 del segundo tiempo, el brasileño Friaça anotó el primer gol, en la euforia total de todos los presentes en el estadio, el capitán Varela se puso a discutir con el árbitro para “enfriar las cosas”. No logró nada con su discusión más que calmar a las personas. Pero en el minuto 21, Juan Alberto Schiaffino, el jugador uruguayo logró empatar el marcador y los jugadores uruguayos continuaron atacando la portería de Brasil. En el minuto 34 del mismo segundo tiempo, Varela hace un pase a Edgardo Ghigglia el cual le entrega el balón a Julio Pérez quién devuelve el balón a Ghigglia para anotar el segundo gol para Uruguay dejando el estadio en absoluto silencio.

El presidente de la FIFA, Jules Rimet había entrado a los vestuarios para practicar su discurso premiando a Brasil y cuando salió y escuchó el profundo silencio se dio cuenta que no iba a haber ceremonia de premiación, por lo que le entregó el trofeo al capitán Varela casi de escondidas.

Después de esto no es necesario decir más, hubo aficionados que se suicidaron, el suceso quedó marcado como una tragedia total.

Ahora el término Maracanazo se utiliza para definir cualquier victoria de un equipo, en campo ajeno con toda la afición en contra.

¿Habrá otro Maracanazo? O ¿Brasil tendrá la oportunidad de modificar su historia?

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Comentarios (1)

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba