Home / Deportes / Sonja Henie

Sonja Henie

sonja

Sonja Henie fue una de esas jóvenes dotadas de talento y gracia que la llevaron a la fama mundial. Nació en 1912 en Oslo, la capital de Noruega y casi al mismo tiempo que aprendió a caminar, aprendió a patinar sobre hielo.

Su habilidad y carisma eran tales que la llevaron a ser campeona del mundo en patinaje artístico a sus pocos 15 años.

Su padre era Wilhem Henie un campeón del mundo de ciclismo y un gran comerciante de pieles, él fue el que contrató a los mejores entrenadores para Sonja con la intención de convertirla en una celebridad.

En 1924 compitió en Chamonix, Francia y ganó octavo lugar con tan sólo once años, aunque ya era campeona de su país. Pero poco después, en 1927 ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos, título que sostuvo por dos años más.

Sonja no fue solamente una patinadora sobresaliente, fue la patinadora más joven en ganar medalla de oro y la primera en usar la vestimenta característica de las patinadoras actuales con elaboradas coreografías.

Su técnica era innovadora y glamurosa por lo que transformaron el deporte del patinaje.

Sus presentaciones eran atendidas por masas de gentes que tenían que ser controladas por la policía. Sus exhibiciones profesionales fueron un éxito, sobre todo en Estados Unidos, llamando la atención de ejecutivos de Hollywood. Esto inició su carrera como actriz, apareciendo en ocasiones como ella misma en la pista de hielo o caracterizando distintos personajes.

Después de adoptar la nacionalidad estadounidense, la carrera de Henie comenzó a declinar en 1942, aunque en 1958 regresó al cine apareciendo como ella misma en la película británica “Hello, London”.

Sonja nunca tuvo problemas económicos, sus actuaciones rendían suficientes frutos, pues tenía presentaciones fijas en el Hollywood Ice Revues que duraron hasta 1960, año en el que se retiró del mundo del espectáculo.

El 12 de octubre de 1969, Sonja murió por leucemia a los 57 años de edad. Ahora se encuentra en el Salón de la Fama del Patinaje Artístico y en el Salón de la Fama del Deporte Femenino Internacional dejando un legado de gracia, belleza y mucha carisma.

Les dejamos un video de una de sus presentaciones en 1945 en la que se puede notar las grandes diferencias que había en el deporte del Patinaje Artístico en aquella época.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba