Home / Deportes / El único e inigualable Diego Armando Maradona

El único e inigualable Diego Armando Maradona


“En una villa nació, fue deseo de Dios” el 30 de octubre de 1961, nació uno de los mejores futbolistas de toda la historia: diego Armando Maradona. Proveniente de Lanús, comenzó su romance con la pelota a los 9 años, cuando jugaba en un equipo llamado “Las cebollitas”, posteriormente entraría al equipo de barrio que dirigía su papá “Estrella roja”.

 

Como era de suponerse, al Diego no le podía salir todo bien y su mayor debilidad fue la escuela. Pasaba todo el tiempo jugando con la pelota, por lo que dejó el colegio cuando cursaba el primer año de la secundaria.

 

Debutó profesionalmente en Argentinos Juniors a pocos días de cumplir los 16 años. Se quedó en ese equipo 4 años, hasta que Boca Juniors lo contrató; ese mismo año se coronaron campeones.

 

En 1982 lo contrataría un el Barcelona por 1,200 millones de pesetas (lo equivalente a 7,2 millones de euros, la cifra era inmensamente grande para la fecha). El equipo blaugrana ganarían la Copa de Liga, la Copa del Rey y la Supercopa de España con el cebollita. Posteriormente se lesionaría causando su cambio al Nápoles en 1984.

En el equipo italiano se vio la mejor forma de Diego y se reafirmó su estatus de leyenda cuando ganó con Argentina el Mundial de México en 1986. En este torneo internacional Maradona anotaría los dos goles más icónicos de la historia: la mano de dios y el gol del siglo. En el primero haría la trampa más despiadada al meter gol con el puño cerrado y en el segundo se consagraría como un ángel al llevarse a más de medio equipo y anotar.

 

En 1989 Maradona consiguió coronarse campeón de la Copa de EUFA con el Nápoles. Pero cuando parecía que la carrera del cebollita sería inigualable, sus excesos cobraron factura. En 1991 el control antidopaje descubrió la adicción a la cocaína de Diego, por lo que fue suspendido 15 meses.

 

Al año siguiente regresó a España con el Sevilla pero no pudo completar la temporada. Para el siguiente Mundial, llevado a cabo en Estados Unidos, Diego tenía la oportunidad de redimirse, pero después de 2 partidos dio positivo en el control antidopaje una vez más, por lo que fue suspendido.

 

A pesar de su altibajos, Diego es una figura en el mundo del fútbol y en su tierra natal. “Llevó alegría al pueblo, regó de gloria este suelo.

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba