Home / Deportes / Usain Bolt

Usain Bolt

usainEn 1912, el estadounidense Don Lippincott terminaba su carrera de 100 metros planos en un tiempo de 10.6 segundos estableciendo un récord mundial. Durante 97 años la marca fue vencida en múltiples ocasiones y los tiempos disminuían por milésimas, cada vez más lejanas de sus aspirantes. Pero el año pasado la humanidad fue testigo de un hecho histórico en el mundo del deporte, cuando vimos a uno de los más grandes atletas de todos los tiempos. Usain Bolt alcanzaba el menor tiempo conseguido en esta prueba y festejaba aún antes de llegar a la meta. Conozcamos al hombre más veloz del mundo.

Usain St. Leo Bolt nació el 21 de agosto de 1986 en Jamaica, en una pequeña localidad rural llamada Sherwood Content. Desde pequeño demostró una gran destreza en la práctica de cualquier deporte en que se interesaba. Bolt hacía alarde de su extraordinaria habilidad en las carreras de velocidad en su escuela primaria Waldensia, donde se organizaba un concurso anual de atletismo y velocidad. Para cuando cumplió 12 años ya era el corredor más rápido de la escuela en la aprueba de los 100 metros planos.

Transcurría la secundaria y Bolt continuaba enfocado en los deportes, cuando el entrenador de criquet notó su sobresaliente velocidad, alentándolo a practicar el atletismo. El consejo fue bien recibido y pronto Usain comenzaba sus entrenamientos con Dwayne Barrett y el ex velocista olímpico Pablo McNeil, quienes lo motivaron e impulsaron para desarrollar aún más sus habilidades atléticas. Ganó su primera medalla en un evento colegial de secundaria en el 2001; obtuvo la presea de plata en la prueba de 200 metros planos y registró un tiempo de 22.04 segundos.

Bolt empezaba a ser entrenado por el corredor Michael Green, quien había asistido a su misma escuela unos años antes, y que también formaba parte del conjunto local de atletismo. En su primer evento con el equipo, además de ganar varias medallas de plata, registró una marca personal de 48.28 segundos en la prueba de 400 metros planos.

Continuaba su participación en diversas competencias; en 2001 participó en el Campeonato Mundial Juvenil de Debrecen y aunque no clasificó a la final, sí logró llamar la atención y ser reconocido por su talento. Usain Bolt impuso récords en los 200 y 400 metros con registros de 21.12 segundos y 47.33 segundos respectivamente. Después superó sus propias marcas registrando 20.61 y 47.12 segundos en ambas pruebas en las finales Centroamericanas y del Caribe en la categoría junior.

Su victoria atrajo la atención del primer ministro de Jamaica, Percival James Patterson. El mandatario estaba decidido a impulsar su carrera y lo invitó a integrarse a la Asociación de Atletismo Amateur de Jamaica, en las instalaciones  de la Universidad Tecnológica de Kingston. Ahí tuvo que reubicarse junto con otro corredor y dejar atrás su equipo y prácticas anteriores, que aunque lo habían estimulado en su desarrollo, el futuro tenía grandes planes para él.

En 2002 participó en el Campeonato Mundial Junior de Atletismo, donde se convirtió en el atleta más joven en ganar una medalla de oro en categoría junior en la historia del campeonato. Ganó el premio en la aprueba de 200 metros planos donde impuso un tiempo de 20.61 segundos, rompiendo su propia marca personal.

Esta victoria fue un gran logro para Bolt, quien se había visto afectado por los nervios a tal grado, que casi le cuesta la competición. Pero el corredor pudo superar su crisis y se propuso nunca más dejar que los nervios afectaran su desempeño en la pista. El gran velocista de todos los tiempos estaba listo para conquistar el mundo.

Bolt seguía acumulando medallas y récords cuando por fin iniciaba su carrera profesional en 2004, junto a su nuevo entrenador Fitz Coleman. Ese mismo año se convirtió en el primer velocista de categoría junior en correr los 200 metros planos por debajo de los 20 segundos y fue seleccionado para el equipo olímpico de Jamaica.

El corredor asistió a los Juegos Olímpicos de Atenas, pero una lesión en la pierna le impidió correr a su máxima capacidad, siendo finalmente eliminado en la primera ronda. Pero Bolt no dejaría que este fracaso arruinara el resto de su carrera y continuó su participación en competencias, mejorando sus tiempos.

Su mente ha estado concentrada en sus triunfos, como fue el caso de la prueba de los 100 metros, en la que estableció un nuevo récord mundial, en mayo de 2008. Ese año, Bolt participó en los Juegos Olímpicos de Pekín en las pruebas de 100 y 200 metros planos; clasificó a las finales de los 100 metros con un tiempo de 9.85 segundos, y en la final instauró el nuevo récord de 9.69 segundos, batiendo su propio récord con el mejor tiempo logrado en la historia de dicha prueba. Bolt cruzó la meta con una agujeta suelta, bajando la velocidad al acercarse. Así se convertía en el ganador de la medalla de oro y el título del hombre más rápido del mundo.

Usain Bolt sufre de escoliosis y su pierna derecha es más corta que la izquierda. A lo largo de su carrera se enfrentó a múltiples lesiones y fracasos, pero poco a poco se recuperó de cada uno y es reconocido como uno de los mejores cinco atletas del mundo en los años 2005 y 2006. Hoy es el hombre más veloz de la historia; sus éxitos son prueba de su perseverancia y la mayor motivación para tomar su carrera con profesionalismo. Es el mejor ejemplo para los jóvenes de hoy en día y una lección muy importante que aprender; el hecho de nacer en un lugar de bajos recursos, de encontrar obstáculos en la escuela, de no contar con el mejor equipo, con el mejor par de tenis, con el mejor par de piernas, con las mejores oportunidades, no es justificación para no poder ser el mejor de los mejores.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba