Home / Economía / Carlssin: el hombre del futuro

Carlssin: el hombre del futuro

En 2002 algo muy raro pasaba en la Bolsa de Valores. Un hombre de 44 años llamado Andrew Carlssin había tenido un increíble éxito en la compra y venta de acciones; en tan sólo 2 semanas pasó de tener 800 dólares a generar 350 millones de dólares. La fuente de la Comisión de Seguridad del Intercambio de Valores asegura que este hombre logró generar tal fortuna en 126 operaciones de alto riesgo, cada inversión subió inesperadamente. La única manera de realizar esta gran hazaña es tener información privilegiada, rompiendo así las leyes y cayendo en la ilegalidad.

Viajero del tiempo1

El término información privilegiada se refiere a cuando las acciones de una empresa aumentan súbitamente debido a una fusión o un importante avance tecnológico. Dicha información debe ser secreta y nadie puede tener acceso a ella. Cuando el FBI preguntó a Carlssin acerca de sus fuentes, él contestó algo que nadie esperaba.

Andrew aseguraba que provenía del futuro y en el año 2256 de donde él venía, resultaba de conocimiento general que durante el 2002 se generó uno de los movimientos bursátiles más impactantes de la historia, por lo que cualquier persona con la ambición e información necesarias y que pudiera viajar al pasado, haría una fortuna.

Viajero del tiempo2

El hombre del futuro decía “simplemente era muy tentador para resistirse”, su plan era invertir y ganar grandes cantidades de dinero, pero también perder unos cuantos millones para que nadie dudara de él, pero las exorbitantes cantidades generadas no pasaron desapercibidas.

Para que lo dejaran ir de vuelta a su época en su máquina del tiempo nuestro viajero prometió revelar hechos históricos como la localización exacta de Bin Laden o la cura para el SIDA, pero rechazó dar cualquier dato acerca de dónde está su máquina o cómo funciona el viaje en el tiempo.

Viajero del tiempo3

Ninguno de los investigadores del caso pudo encontrar documentos de Andrew anteriores a su fraude y al día de hoy su caso es un misterio sin resolver.

Viajero o no, logró ser un auténtico lobo de Wallstreet en dos semanas y su noticia le dio un giro al mundo.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba