Home / Cultura General / Así nació Huitzilopochtli

Así nació Huitzilopochtli

Dentro del códex florentinus podemos encontrar la Historia general de las cosas de la Nueva España, una recopilación de textos del siglo XVI escrito en náhuatl, donde aparece el relato de Huitzilopochtli, el principal dios de los mexicas que se relaciona con el sol.

Como pasa con todas las historias antiguas, existen distintas versiones, pero en este caso nos apegaremos a una misma historia.

Se cuenta que cuando Coatlicue, madre de todo el pueblo, quedó embarazada, muchos se enojaron y aclamaron que los había deshonrado. Su hermana pidió que mataran a la perversa, pues en su seno llevaba a su hijo, que se había plasmado sobre ella como un plumaje.

Ante el posible ataque, su hijo le decía que no temiera, que él sabía lo que tenía que hacer.

Todos se levantaron en armas para matar a la madre que tanto los había deshonrado, todos menos uno que le iba a avisando a Coatlicue por dónde venían, para que pudiera prevenir el ataque armado.

En el momento que más próximos estaban, nació Huitzilopochtli, “se vistió sus atavíos, su escudo de plumas de águila, sus dardos, su lanza-dardos azul, el llamado lanza-dardos turquesa. Se pintó su rostro con franjas diagonales, con el color llamado pintura de niño. Sobre su cabeza colocó plumas finas y se puso sus orejeras…” y todo el atuendo que conocemos. Es en ese momento que puso a fuego la serpiente hecha de teas llamada Xiuhcóatl. Ésta lo obedecía y con ella hirió a los enemigos que no tenían manera de defenderse ante tal fuerza. El poderoso poco a poco iba tomando los atavíos de los que iba eliminando y se adornaba a sí mismo con ellos. Desde ese momento, Huitzilopochtli fue venerado.

Aunque no hay muchas representaciones gráficas de él, excepto en algunos códices.

Uno de los altares del Templo de Tenochtitlán está dedicado a él (el otro a Tláloc).

A partir de este suceso, cada año alrededor del 21 de diciembre (cada año se mueve un poco la fecha debido al calendario), se hace una fiesta en honor al dios del sol celebrando su nacimiento en el cual se obsequiaba a los invitados mucha comida y unas estatuillas hechas de maíz azul tostado y molido, mezclado con miel negra de maguey.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba