Home / Historia / Erik Thorvaldsson

Erik Thorvaldsson

La era vikinga fue el periodo comprendido entre el siglo VIII y finales del XI, donde los pueblos nórdicos alcanzaron su mayor auge y desarrollo. Éstos abarcaron la región de Escandinavia, conformada por Dinamarca, Noruega y Suecia. Destacaron por sus habilidades comerciales y marítimas, lo que les permitió expandirse hacia el norte, centro y este de Europa. Sin duda, Erik Asvaldsson “El Rojo” hizo uno de los descubrimientos geográficos más importantes.

Erik “el Rojo” fue un navegante y colonizador vikingo nacido en Noruega hacia el año 950. Fue hijo de Thorvald Asvaldsson quien fue desterrado por asesinato junto con su esposa e hijos por lo que después la familia se asentaría en tierras islandesas. Erik ganó su apodo durante su juventud por su distinguida barba y cabellera roja.

Después de construir la granja Eirkisstadir, Erik no tardó mucho en seguir los pasos de su padre, pues un mal día, los esclavos que trabajaban su tierra fueron asesinados por el terrateniente aledaño Eyiolf “el Sucio” por causar una avalancha en su terreno. Ante tal hecho, Erik se llenó de rabia y asesinó a Eyiolf, acción que causó disgusto entre los habitantes de la zona, quienes pidieron su destierro.

Fue expulsado de Islandia por 3 años, tiempo que utilizó para navegar hacia el oeste, donde descubrió Groenlandia. Otros exploradores nórdicos ya habían divisado esa masa de tierra pero sus intentos de colonización fueron fallidos. Erik, en cambio, exploró estas tierras durante los 3 años de su exilio, identificando las zonas cuyas condiciones eran prósperas para desarrollar una civilización productiva.

Tras su destierro, regresó a Islandia con una nueva promesa de vida en aquella maravillosa tierra verde (Greenland). La aceptación fue extraordinaria, uno de los motivos fue el atractivo del nombre en contraste con Islandia, tierra de hielo, pero la razón principal fue la reciente hambruna con la que vivían los habitantes de su antiguo pueblo. Erik regresó una vez más a Groenlandia con 25 embarcaciones, de las cuales sólo 14 completaron la travesía, pese a esto, poco a poco fue habitándose hasta llegar a los 3 mil habitantes.

Erik el Rojo adquirió el título de Jefe Principal de Groenlandia donde vivió con su esposa Theodhild y sus cuatro hijos entre los que se encontraba Leif Eriksson otro gran explorador vikingo que, al igual que muchos otros europeos, descubriría el continente Americano sin saberlo 500 años antes que Cristóbal Colón.

En el año 1003, uno de los navíos que transportaba un grupo de nuevos habitantes desembarcó en Groenlandia, pero lamentablemente trajo consigo una epidemia que cobró la vida de Erik y de un importante porcentaje de su pueblo. A pesar de esto, la colonia sobrevivió y la civilización vikinga se sostuvo hasta el siglo XV. Ataques piratas, conflictos con esquimales que invadían sus tierras y el abandono por parte de Noruega, argumentando que la población vikinga no era viable para el estilo de vida europeo, fueron algunos de los factores que propiciaron la decadencia de esta civilización.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba