Home / Historia / Elizabeth Bathory

Elizabeth Bathory

6daa000000000000

A lo largo de la historia hemos conocido terribles y sádicas personalidades que son dignas de una película de terror. De hecho, muchos de estos individuos han servido como inspiración para dar vida a esas películas o para alimentar mitos sobre seres fantásticos, como por ejemplo, los vampiros.

Justamente, en las misteriosas tierras de Transilvania, vivió Elizabeth Bathory , una mujer que se ganó el sobrenombre de “la condesa sangrienta” por su brutal record de homicidios.

Desde su infancia se formó en el seno de una familia aristócrata, quienes tenían vínculos cercanos con prácticas esotéricas y alquímicas, mismas que Bathory fue adoptando a lo largo de su vida. Tras los muros de su castillo, ella practicaba extraños experimentos con los sirvientes, todo bajo la influencia de una bruja llamada Dorkó, quien también vivía en el castillo.

Dorkó le aconsejo a Elizabeth utilizar sangre a modo de mascarilla para evitar la aparición de arrugas y aminorar los efectos que conlleva la vejez, un tema que acomplejaba día y noche a la condesa.

kate-webster

Según algunas versiones, el vórtice de locura comenzó cuando una de las sirvientas se encontraba peinando a Elizabeth y sin darse cuenta, le dio un tirón de pelo que la hizo rabiar. Bathory abofeteo fuertemente a la sirvienta, logrando provocar una herida que salpico de sangre su mano. La condesa pudo observar como la zona que se había manchado de sangre, supuestamente se había vuelto más blanca y tersa, por lo que sin pensarlo mucho, golpeó a la sirvienta hasta matarla, para posteriormente arrastrar su cuerpo hasta una bañera, drenar su sangre y sumergirse en un grotesco baño que la haría sentir revitalizada.

La sirvienta fue tan solo la primera víctima de una naciente espiral de muerte y depravación, pues la condesa no se conformó con haber matado de manera violenta a la inocente chica, ella quería llevar las cosas al siguiente nivel.

Por más de 10 años, los campesinos del lugar se horrorizaban cuando veían el carruaje de la condesa deambular por sus tierras, pues sabían que cada vez que ella llegaba, alguna muchacha sería engañada para irse en su carruaje y nunca más la volverían a ver.

ecb6f812734099-5626c7104224e

Los crímenes pasaron desapercibidos por muchos años, pero todo llegó a su fin cuando las jóvenes se fueron terminando y Elizabeth comenzó a secuestrar a chicas de la aristocracia, situación que las autoridades no pudieron tolerar.

Según registros, la condesa asesinó al menos 80 personas, pero otras historias contadas por los pobladoras hablan de más de 600.

Después de ser enjuiciada, a la condesa se le dictó como sentencia ser emparedada viva en uno de los muros de su castillo, con apenas el espacio suficiente para respirar y recibir comida.

La historia de Elizabeth Bahory aportó mucho material a la mitología del vampirismo, y aunque posiblemente nunca logremos saber qué pudo orillar a una mente a cometer tan sádicos crímenes, el mito de la condesa sigue atrayendo la atención de antropólogos, historiadores e investigadores.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba