Home / Historia / Las Cruzadas: ¿Colonialismo medieval?

Las Cruzadas: ¿Colonialismo medieval?

cruzadas_reino-de-los-cielos1

Las guerras religiosas se han efectuado desde siglos entre catolícos y protestantes.

Desde inicios del siglo XI los califas de Egipto y Siria comenzaron a tener problemas contra los cristianos y sus lugares santos.

En 1076 los musulmanes conquistaron “la ciudad de Dios” de los cristianos, Jerusalén. Los musulmanes tenían sus propias razones para querer reclamar la ciudad, pues según sus creencias, Mahoma descendió en la misma tierra.

Entre 1096 y 1444 la Europa católica lanzó expediciones armadas con la excusa de recuperar la Tierra Santa, hasta que eventualmente, motivadas por intereses expansionistas de la nobleza feudal, el movimiento tomo un objetivo conquistador y dio lugar a uno de los genocidios más conocidos de la historia, “Las Cruzadas”.

2qvgos1

La primera cruzada que se desvío de manera oficial del cometido de recuperar la Tierra Santa fue la cuarta, en la que se suponía que antes de llegar a Jerusalén, iban a tomar Constantinopla. Está invasión fue brutal, se masacraron personas por igual, las casas y templos fueron incendiados, no sin antes saquear estos últimos, todo en nombre de Dios.

libro-de-las-cruzadas

Los Papas de la época comenzaron a ver las cruzadas como un medio de ensamblaje espiritual para superar tensiones entre Roma y Constantinopla. Eventualmente, la lucha se tornó a ser contra los infieles.

Medieval-fantasy-death-knights-art-battles-warband-artwork-868632

Por medio de las sangrientas expediciones se perseguían a judíos, musulmanes, orientales, bizantinos, rusos y cristianos. Si bien resulta difícil calcular un número total de muertes, se estima que en tres siglos y medio, las cruzadas terminaron la vida de 5 millones de personas.

christian-blood-being-spilled-time-for-another-crusade

Las Cruzadas no lograron sus cometidos, pues casi todas las expediciones militares sufrieron importantes derrotas. Además, en 1187 se perdió nuevamente Jerusalén, en su intento de unir las cristiandades latina y griega, se ocasionó la separación entre Roma y Bizancio.

La iglesia perdió, pero logró aumentar enormemente sus riquezas.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba