Home / Historia / Las matemáticas de egipcios a Pitágoras

Las matemáticas de egipcios a Pitágoras

La primera referencia directa sobre las matemáticas de los egipcios fue cuando en el Museo Británico se tradujo un papiro con jeroglíficos abreviados. Se trataba de una enmienda de un texto de mil años antes. El título es “Dirección para Conocer todas las Cosas Obscuras”.

Pese a lo misterioso del título, el papiro es una disertación de aritmética y geometría con sus problemas y soluciones. En aquel entonces, los egipcios observaban dificultades con las fracciones.

Entonces, operaban con fracciones que tuvieran al uno como numerador. La multiplicación se obtenía multiplicando el número dado por dos, por ejemplo, y entonces, se doblaba el total y se continuaba en esa forma hasta la obtención de la suma requerida.

Los signos utilizados era, figura de una persona caminando hacia delante, representaba suma; y hacia atrás, resta; un enjambre de flechas, también era una resta.

Los usos que los egipcios dieron a la geometría tenían que ver con necesidades prácticas como, por ejemplo, determinar el contenido de graneros cilíndricos que, dicho sea de paso, lo hacían con gran precisión. Ni qué decir de la construcción de la Gran Pirámide y la orientación de la misma, según los puntos cardinales de la brújula.

Los griegos y antiguos hebreos, observaron los números más allá de su valor utilitario para transformarlos en símbolos de abstracciones filosóficas, principios místicos y ocultos. Los números fungieron como llaves esotéricas para verdades y leyes de la naturaleza que alcanza el punto cumbre con Pitágoras.

Pitágoras viajó a Egipto para estudiar el erudito sacerdocio de las Escuelas de los Misterios, acudió a Heliópolis, Menfis y Tebas ganando la admiración de los sacerdotes y apertura para aprender la sabiduría oculta. Fue tal su experiencia que, se dice que las palabras matemáticas y filosofía, fueron creadas por él.

Fue Pitágoras quien concibió que todas las manifestaciones de la naturaleza son según a número o proporción matemática. Y que, si se lograba conocer la esencia numérica, la armonía matemática de la substancia, podría controlarla a voluntad.

Al sostener que el número era el poder más grande, Pitágoras redujo todo a números: el movimiento de las estrellas, la creación de los seres vivos, el uno como principio del bien, etc. Incluso asignó cualidades morales a los números al igual que la creencia de que éstos están imbuidos de espíritu; conocimiento que pasó únicamente a las escuelas de esoterismo y se encuentran actualmente, mejor definidos como gematría que es el sistema de intercambio de letras como símbolos a números.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba