Home / Historia / Mickey Mouse y la Segunda Guerra Mundial

Mickey Mouse y la Segunda Guerra Mundial

mick

Las armas químicas han sido utilizadas desde hace miles de años, incluso existe evidencia de que en la Edad de Piedra se utilizaban flechas envenenadas para cazar, pero no fue hasta la Primera Guerra Mundial donde los agentes químicos se utilizaron a gran escala. Se estima que más de 100 mil personas murieron a causa de agentes respiratorios como cloro, fosgeno y gas mostaza.

Sin duda, la crueldad que rodea el uso de estos productos es alarmante, pero ni la propia historia fue capaz de persuadir su uso durante la Segunda Guerra Mundial. Las potencias del Eje y las potencias Aliadas estaban acumulando un gigantesco arsenal de armas químicas, situación que en Estados Unidos fue aprovechada por Disney y Sun Rubber Company, quienes se dieron a la tarea de crear una máscara antigás utilizando la cara del famoso ratón Mickey.

mick3

Durante aquellos oscuros días, los ciudadanos ya tomaban sus precauciones en torno a un posible ataque químico y el propósito del invento de Disney era tener una máscara antigás que resultara amable para los niños ante una eventual catástrofe.

En 1942 y poco después de que Estados Unidos ingresara formalmente a la guerra, se aprobó la producción de estas máscaras, alcanzando una producción de más de 1000 piezas en tan solo dos años. La idea del “maravilloso mundo de Disney” en la guerra agradó tanto que se pensó fabricar más piezas utilizando al resto de los personajes infantiles, pero el fin de la guerra interrumpió este extraño proyecto.

mick4

Pocas máscaras sobreviven actualmente; se tiene registró de dos piezas, una existe  en el museo de armas químicas del ejército en Fuerte McClellan, Alabama y otra pertenece al museo de la 45 División de infantería. Según algunos rumores, existe una tercera máscara custodiada por Disney en Burbank.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba