Home / Historia / El origen del Unicornio

El origen del Unicornio

Durante la Edad Media, el unicornio era concebido como un animal maravilloso con capacidad para derrotar a un elefante lo mismo que purificar el agua contaminada utilizando su único cuerno.

La primera referencia escrita sobre este mítico animal es de Ctesias, historiador griego y médico de Darío II del siglo V a. de C., quien lo describe como un animal silvestre de la India, del tamaño de un caballo con cuerpo albo, cabeza púrpura, ojos color azul intenso, cuerno negro con la punta roja y base blanca. Lo describe con propiedades medicinales inusitadas.

Aparentemente Ctesias nunca vio un unicornio sino que escuchó sobre ellos a través de los relatos de otros viajeros cuando el historiador vivía en Persia. En la Edad Media, supuestamente los nobles bebían en copas fabricadas con cuernos de unicornio para prevenirse de posibles envenenamientos.

Incluso, un verdadero cuerno de unicornio costaba diez veces su peso en oro cuando se vendía en pequeños fragmentos o en polvo, pero una pieza completa ¡se vendía por el doble! Evidentemente existían métodos para falsificar tanto el polvo como el cuerno entero. Se dice que si se hervía marfil durante seis horas en extracto de mandrágora, se volvía blando y podía moldearse fácilmente.

Pensar en unicornios realmente no representaba un acto de fe, en la Europa medieval casi nadie había visto un león o un elefante. Adicionalmente, existiendo tantos animales sorprendentemente extraños como el camello, jirafa o el oso hormiguero, nadie podía realmente poner en duda la existencia del unicornio. Ni siquiera las mentes más grandes de la historia.

Se aseguraba que el mágico animal era tan desconfiado que escapaba la vista humana, tal como hicieran los leones, dragones y tigres. Justamente, la dificultad para avistarlo y peor aún, atraparlo, lo convertía en una presa muy valiosa.

En lo que la literatura sí está de acuerdo es que únicamente podía ser cazado vivo utilizando a una virgen. Irresistiblemente atraído por la casta joven, el unicornio, desconfiado y salvaje, se acercaba dócilmente a la mujer hasta apoyar su cabeza en su regazo, donde se quedaba dormido con el aroma de virginidad que él podía percibir. De no ser virgen, el unicornio mataba a la joven por corrupta e impura.

Sin embargo, resulta muy probable que lo que pudo originar la leyenda, es que los informantes de Ctesias estuvieran intentando describir con fabulosas historias, al rinoceronte de la India; una bestia de hasta cuatro toneladas posee un único cuerno sobre su hocico.

Otra hipótesis tanto más aventurada sería la del elasmoterio, una especie de rinoceronte ya extinto. Existió un tipo de rinoceronte que poseía una fisionomía diferente a la de los rinocerontes que conocemos hoy en día. Si bien se conocen fósiles de este animal, estos data de hace 500mil y tres millones de años.

Se sabe que el elasmoterio era considerablemente más esbelto y con las patas alargadas y elegantes. El cuerno mucho más alargado, llegando a medir hasta dos metros.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba