Home / Historia / Ramanujan, el genio de India

Ramanujan, el genio de India

Estimado señor:

Me permito presentarme a Ud. como un contable del departamento de cuentas del Port Trust Office de Madrás, con un salario de 20 libras anuales solamente. Tengo 26 años de edad. No he recibido educación universitaria, pero he seguido los cursos de la escuela ordinaria. He hecho un estudio detallado de las series divergentes en general y los resultados a los que he llegado son calificados como sorprendentes por los matemáticos locales…

Querría pedirle el favor de que repasara los trabajos aquí incluidos. Si usted se convence de que hay alguna cosa de valor, me gustaría publicar mis teoremas, ya que soy pobre. No he presentado los cálculos reales ni las expresiones que he adoptado, pero he indicado el proceso que sigo. Debido a mi poca experiencia tendría en gran estima cualquier consejo que usted me diera. Pido que me excuse por las molestias que ocasiono.

Quedo, apreciado señor, a su entera disposición.

S. Ramanujan

 

Fue la carta que el genio Srinivasa Ramanujan le escribiría a tres matemáticos y profesores de Cambridge, pero solo Hardy en 1913, tras revisar las 120 extrañas fórmulas, le invitaría a trasladarse de Madrás, India a Cambridge.

Aunque el genio fue rechazado en la prueba de acceso a la Universidad en India, fue quien logró descubrir una fórmula para obtener la cantidad de números primos menores que un número dado, con el sorprendente añadido de que ese mismo cálculo funcionaba sin error al menos hasta 10,000,000.

Desde muy pequeño Ramanujan estuvo cautivado por el número π, lo que le llevó a descubrir numerosas fórmulas para calcular aproximaciones, es decir, cientos de formas distintas de calcular valores de π.

Pasaría su estancia de cinco años en Trinity College pero no del todo feliz. Vegetariano estricto, en un ambiente raro con comida alejada de sus gustos y costumbres fue lo que probablemente le enfermó seriamente.

Para 1919, tras el fin de la Guerra Mundial y gravemente enfermo, regresaría a la India donde moriría pocos meses después de su arribo. Pese a ello, dejó para la humanidad, una increíble producción de resultados matemáticos. Algunos de ellos todavía están siendo estudiados.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba