Home / Economía / Saldos del Nuevo Orden Mundial

Saldos del Nuevo Orden Mundial

El Nuevo Orden Mundial extiende sus raíces históricas hacia 1986, cuando el Estado Soviético falló en actuar con agilidad ante el incidente nuclear en Chernobil, posteriormente con la caída del Muro de Berlín y finalmente en 1991 con la desintegración de la Unión Soviética.

A decir del periodista e investigador Thierry Meyssan, tras la caída de la Unión Soviética se abre paso a la libre circulación, tanto de mercancías como de capitales, pasando del capitalismo a la financierización sin otro control más que el de Estados Unidos y bajo una lógica en donde las trasnacionales buscan obtener las mayores ganancias.

George Bush padre previó movilizar un millón de soldados para convertir su hegemonía en liderazgo, y para 1990, enunció por primera vez lo que serían las bases del Nuevo Orden Mundial, a propósito del anuncio sobre la operación Tormenta del Desierto.

En septiembre de 1987, Dondald Trump publicaba en el New York Times una nota publicitaria a contracorriente y en contra de Bush, donde advertía sobre la responsabilidad que caería sobre Estados Unidos al asumir el Nuevo Orden Mundial de manera unilateral.

Luego en 2001 surge la necesidad, a cargo de Cebrowski, de modificar la cultura del cuerpo militar para reorganizar el mundo, dividiéndolo en dos: los de la economía globalizada y los demás.

El Pentágono dejaría de librar guerras para apoderarse de recursos naturales, ahora controlaría el acceso de los países globalizados hacia éstos, excluyendo a la mitad de la población mundial.

Esa reorganización o Nuevo Orden Mundial dio origen a las operaciones sobre el Gran Medio Oriente: Afganistán, Irak, Sudán, Libia, Siria y Yemen, que ha dejado millones de muertos. Y bajo ese mismo contexto, también surgió la primera guerra regional con 6 millones de muertos en Angola, Burundi, Uganda, República Democrática del Congo, Ruanda y Zimbabwe.

¿Cómo lograr la apropiación de recursos naturales pagando lo menos posible? Negociando con pandillas armadas en vez de tratar con Estados obligados a procurar el alimento a sus ciudadanos.

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba