Home / Economía / Yakuza, los señores del crimen organizado japonés

Yakuza, los señores del crimen organizado japonés

yakuza1

Usualmente la palabra mafia nos remite inmediatamente a un montón de hombres italianos sombríos vestidos con trajes de diseñador. Sin embargo, la mafia siciliana no es la única ni la más peligrosa. Históricamente, una de las organizaciones criminales más antiguas del mundo es la japonesa, también conocida como los Yakuza.

En el siglo XVII una importante cantidad de samuráis fueron expulsados por los señores feudales a quienes servían, esto dejó una flotilla de mercenarios ambulantes por las calles de Japón. Para sobrevivir, comenzaron a realizar “encargos” para individuos pertenecientes a la alta sociedad. Esta dinámica dio pie a que, en poco tiempo, se organizaran bandas paramilitares encargadas de proteger pequeños poblados, solicitando alimento y comodidades como retribución.

Los Yakuza, como se les conoce popularmente, tomaron su poder durante la Segunda Guerra Mundial, apropiándose del control en los negocios de apuestas, prostitución, comercio ilegal, drogas y muchísimos otros negocios.

Sí bien el origen de su nombre no es del todo claro, se piensa que proviene de “ya” (8), “ku” (9), “za” (3), ya que 8+9+3=20, es una de las peores manos del juego de cartas japonés conocido como Hanafuda.

En cuanto a su estructura, resulta muy parecida a la de una familia, pues existe el oyabun (padre) y el kobun (hijo). Los miembros kobun juran lealtad al oyabun, usualmente en alguna ceremonia de iniciación.

Las artes marciales tradicionales de Japón son un elemento inherente en la formación de muchos miembros, especialmente la instrucción en el manejo de la katana. Ésta ha sido utilizada en varias luchas internas, donde se realizan combates para resolver sus conflictos, aunque los últimos años las armas de fuego han desplazado las prácticas tradicionales.

yakuza2

Un rasgo distintivo que identifica a esta mafia son los tatuajes, que a veces llegan a cubrir todo el cuerpo y sirven para establecer el rango que tiene cierto individuo dentro de la organización.

Más recientemente, los Yakuza han optado por mantenerse al margen de la ley (en lo que cabe), estableciendo negocios lícitos que sirven como cortina para otras actividades que han evolucionado a lavado de dinero, tráfico de personas e incluso negocios ligados a las altas esferas políticas de Japón y otros países.

Actualmente, los Yakuzas siguen presentes, pero sus filas se han ido mermando, pasando de los 180 mil activos (1960) a tan sólo 53 mil.

Anteriormente los jefes de la mafia — a quienes se les tenía un alta estima — eran buscados por japoneses que necesitaban ayuda para sus negocios o familia, pero las acciones legales en su contra han ido menoscabando su influencia, orillando cada vez más a este sindicato del crimen, a la extinción.

yakuza3

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba