Home / A dónde vamos / El Cascanueces, un día como hoy

El Cascanueces, un día como hoy

En un día como hoy pero de 1892 se estrenó por primera vez el ahora famosísimo ballet “El Cascanueces”. Escrito en 1816 por Ernst Theodor Amadeus Wilhelm Hoffmann con música de Piotr Ilich Tchaikovski, narra el sueño que tiene María, de 7 años, durante la noche de Navidad.

El relato comienza durante la celebración de Nochebuena con los niños Fritz y María, fascinados con los regalos del árbol navideño. Su padrino Drosselmeier, les regala un castillo de juguete con habitantes que bailan al compás de una caja de música. Entre los juguetes, María se enamora de un cascanueces de expresión dulce y bondadosa.

Al terminar la fiesta, todos se retiran a dormir pero María entra al cuarto de los juguetes y observa cómo éstos han cobrado vida. Comandados todos por el Cascanueces, libran una batalla contra el ejército de los ratones. Aunque asustada, María toma parte en el bando del Cascanueces.

Sin querer, María rompe la vitrina de los juguetes haciéndose daño. Pierde el conocimiento y mientras está en cama, su padrino le cuenta la historia de la princesa Pirlipat, que fue embrujada por la señora Ratona por no dejarla comer todo el tocino. La princesa sólo puede ser salvada por un joven capaz de romper una durísima nuez con la fuerza de sus dientes. Quince años después la princesa se cura pero el curador es convertido en un ser deforme igual al Cascanueces por lo que Pirlipat rehúsa casarse con él.

María se cura de sus heridas. La batalla continúa en el cuarto de los juguetes. Para salvar al Cascanueces y saciar el hambre del rey de los ratones, María sacrifica sus dulces preferidos. María se da cuenta que el salvador de Pirlipat es el sobrino de padrino Drosselmeier y se convence de la ingratitud de la princesa por negarse al matrimonio con su salvador.

Un día, María se hace pequeñita y se encuentra con el bello Cascanueces, quien le pide matrimonio prometiendo juntos reinar el palacio de mazapán. María acepta y al cabo de un año, él la busca en un carruaje de oro tirado por caballos de plata. En las bodas bailaron veintiún mil personajes adornados con perlas y diamantes. María se convirtió en reina de un país en el que sólo se ven alegres bosques de Navidad, transparentes palacios de Mazapán y toda clase de cosas asombrosas.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba