Home / Hoy Toca / Inmortales

Inmortales

natalieSe dice que la pantalla grande es la máxima fuente de inmortalidad, que en ella se crean leyendas, que quienes conquistan la cima pasan a la historia convirtiéndose en los clásicos del cine y los íconos de una generación. Es cierto, el séptimo arte está lleno de historias, pero son sus protagonistas quienes cautivan a los espectadores que inundan las salas para ver a sus estrellas atravesar las peores tragedias y salir victoriosos al final.

Pero ni siquiera Hollywood puede escapar a las garras de la muerte y quienes son eternos en la pantalla, no dejan de ser efímeros al enfrentarse a los trágicos eventos que los llevan al final de sus vidas. Te traemos el recuento de las estrellas que cuando más alto brillaban, cayeron en manos de un destino trágico y mortal.

James Dean

Protagonista de películas como Al Este del Paraíso y Rebelde Sin Causa, Dean se convirtió en un ícono que representaba a los jóvenes de la década de los 50. Pero detrás de la pantalla, James era un adicto a la velocidad y aficionado a las carreras. Al llegar a Hollywood compró su primer Porsche con el que ganó varias carreas.

Al terminar la filmación de su siguiente película, decidió competir en una carrera de automóviles cerca de San Francisco. De camino a la competencia, Dean conducía su Porsche cuando, al llegar a un cruce, fue atravesado a gran velocidad por una camioneta Ford. El actor trató de esquivarla, pero no fue posible. El Porsche impactó de frente con la camioneta y James Dean perdió la vida de forma instantánea al romperse el cuello, el 30 de septiembre de 1955. Tenía sólo 24 años. El estudiante que conducía el Ford solamente se rompió la nariz.

Natalie Wood

Wood se convirtió en actriz a la edad de 9 años y continuó su carrera, considerada la actriz más popular de Hollywood. Protagonizó películas como Amor sin Barreras, Esplendor en la Hierba y Rebelde sin Causa. En 1981 Wood participaba en la película Brainstorm, junto con el actor Christopher Walken y al terminar la filmación, Natalie junto con Walken y su marido Robert Wagner, salían a navegar en el yate The Splendor.

Una noche mientras  la nave se encontraba frente a la isla de Catalina cerca de Los Ángeles, la actriz de 42 años que no sabía nadar, cayó al agua y se ahogó. Sin embargo su muerte se considera un misterio, pues se dice que estaba bajo el efecto de alcohol y drogas, e incluso que se lanzó con la intención de suicidarse.

En 2011 el caso fue reabierto al hacerse público un libro en el que se aseguraba que Wagner, entonces esposo de Wood, estaba involucrado en su muerte.

Marilyn Monroe

Nacida bajo el nombre de Norma Jeane Mortenson, es uno de los principales símbolos sexuales de todos los tiempos, considerada una de las mujeres más atractivas de la historia, por no decir la que más.

Inició su carrera interpretando papeles pequeños en películas de bajo presupuesto, e inesperadamente llegó a convertirse en una de las actrices más famosas de Hollywood, protagonizando películas como Los Caballeros las Prefieren Rubias y Eva al Desnudo, entre muchas otras.

En la madrugada del 5 de agosto de 1962 entró una llamada al departamento de policía de Los Ángeles. Era el psiquiatra de Marilyn que reportaba la muerte de la actriz. La policía llegó a la  casa donde encontraron con el cuerpo sin vida de la actriz. Al realizar la autopsia, se reveló que había fallecido debido a una sobredosis de barbitúricos, calificando el hecho como suicidio. Sin embargo hay quienes afirman que fue asesinada y que su muerte fue planeada por el presidente John  F. Kennedy a fin de evitar que Marilyn hablara sobre su relación. Otra teoría señala que fue asesinada por la mafia.

Marilyn era un símbolo de femineidad y seducción, pero escondía una personalidad insegura, neurótica y depresiva. Llamaba la atención de cualquiera que la viera y al mismo tiempo era considerada por muchos como tonta e ingenua, pero era sólo una imagen falsa creada por ella ante su público.

Estos personajes se aseguraron un lugar en la historia del cine y se convirtieron en íconos culturales. Todo lo que hacían era imitado y todo lo que usaban se convertía en moda. Los miles de fanáticos que los seguían en vida, no los olvidaron en la muerte y han trascendido el paso del tiempo atrayendo a nuevas generaciones. Ellos, y muchos más, serán parte de un capítulo misterioso y censurado de la historia de Hollywood que seguramente nunca conozcamos. Pero su temprana e inesperada muerte los hace inmortales en nuestra memoria.

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba