Home / Hoy Toca / Luciano Pavarotti: nace una estrella

Luciano Pavarotti: nace una estrella

Un día como hoy pero de 1935, nacía el tenor Luciano Pavarotti en Módena, Italia. Le tocó nacer el mismo día que Verdi y al igual que el compositor, solía llevar un pañuelo al cuello y otro para entretener los dedos, porque, como decía “soy religioso y también supersticioso como todos los italianos” y es que de su padre, heredó cierto temor a los escenarios que, en su caso, le ayudó usar ese pañuelo como amuleto de la buena suerte.

Hasta la adolescencia, su ambición no fue más allá de ser portero de fútbol o seguir el oficio de panadero de su padre. Nunca asistió a un conservatorio y, a decir del director de orquesta australiano Richard Bonynge, tampoco aprendió a leer música. Pero tenía una voz privilegiada.

Durante cuatro décadas fue estrella de la ópera y el tenor más conocido del mundo. Poseía una voz excepcional de las que solo aparece una cada siglo con un timbre hermoso con gran squillo que permitía a la voz propagarse en todas direcciones de forma prodigiosa y natural. Casi nunca cantó en otro idioma que no fuera italiano, se le recuerda por sus roles principales en óperas como Aida, Ballo in Maschera, La Boheme, La Triavata, I puritani, Rigoletto, Tosca y L’Elisir d’Amore, entre otras.

Decía Pavarotti que en la ópera, como en cualquier otro arte escénico, para que te contraten y te paguen bien, es preciso ser tanto bueno como célebre. Pavarotti tenía una personalidad desbordante, entusiasta y generosa. Quizá por ello, fue el primer tenor en salir de los teatros líricos y dar conciertos en estadios deportivos, parques, grabar discos con temas populares, participar como invitado en programas televisivos y cantar junto a celebridades como Madonna, Elton John, Paul McCartney, Spice Girls, Sting, etc.

Su actividad disminuyó paulatinamente siendo en 2004 su último concierto en escenario operístico y en 2006, su último gran recital durante los Juegos Olímpicos de Turín. Y tras recibir el Premio de Excelencia en la Cultura de Italia por parte del Gobierno italiano, Pavarotti fallecía a causa del cáncer de páncreas a sus 71 años, en Módena, Italia.

Decía que la gente que no ama la ópera es porque no la conoce. Pavarotti llevó la ópera para todos.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba