Home / Hoy Toca / Narrativa de las series de T.V.

Narrativa de las series de T.V.

friends

“Los géneros pueden ir y venir, o cambiar, ya que son construcciones culturales que varían con el tiempo, con la moda y con los movimientos ideológicos dentro de una sociedad”

(Lee)

 Según Bajtin, un teórico literario, los géneros narrativos se describen dependiendo de sus coordenadas sociales, culturales e históricas determinadas, es decir, la televisión hace que la recepción de diferentes narrativas cambie, pues el público al que está dirigido es uno muy general.

El género antecedente más claro y directo de las series de televisión es indudablemente la novela por entrega, la cual tuvo su mayor auge en el siglo XIX, y ocasionó que hubiera un cambió en la percepción de lo que era la literatura. Lo que antes sólo era accesible para los nobles, se convirtió en una impresión masiva de novelas.  Pues donde antes se imprimían pocos volúmenes de una obra, en la novela por entrega, se imprimían miles de panfletos en los que aparecía uno de los capítulos de la novela.

El reto para los autores, era encontrar una manera para que el público en general se mantuviera interesado en la historia, generando así, personajes con los que uno se pudiera identificar, y creando historias en las que algunos personajes secundarios fueran variando al mismo tiempo que la fórmula de la historia, a grandes rasgos se repitiera para su fácil lectura.

Es ahí donde vamos encontrando paralelismos con las series de televisión, en los que se plantea una historia principal, los personajes y lo más importante, la estructura. Por ejemplo, el lugar en donde se lleva a cabo la historia y el funcionamiento de las diferentes escenas entorno a la misma historia principal.

Dentro de la historia principal circulan diferentes sub-historias que provocan que la atención del espectador se mantenga. De esta manera, la historia principal puede avanzar lentamente, mientras muchas otras acciones ocurren en un solo capítulo mostrando diferentes facetas de los personajes. Esto hace que sintamos que pasamos mucho tiempo con los mismos, dejando la sensación de que los conocemos y encariñándonos con ellos. En un personaje bien hecho de series de televisión, podríamos hasta predecir sus reacciones en diferentes situaciones. Esto ocasiona mucho placer al espectador.

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba