Home / Hoy Toca / Periodismo: Una búsqueda por la objetividad

Periodismo: Una búsqueda por la objetividad

periodismo

Siempre ha habido una línea muy delgada entre el periodismo y la literatura, algunos dirán lo contrario, pero al parecer el lenguaje escrito siempre tiene algo de literatura, pues es una personalidad la que escribe y es casi imposible que ésta no salga a relucir en el texto creando atisbos de ficción.

El periodismo tiene muchas ramas y cada una tiene un estilo diferente con el cual cuenta los sucesos. Cada uno de ellos exige diferentes grados de objetividad y de intrusiones de opinión, pero incluso con estos diferentes géneros el cuestionamiento sobre los grados de veracidad persiste.

Uno de los que aportaron con este cuestionamiento fue Truman Capote, pues él decía que las formas delimitadas y reglas para escribir en un estilo enmarcaban y limitaban la mente para contar. De todas maneras, tuvo el coraje de emprenderse en un intento para contar una historia con todos los medios para hacerla lo más objetiva y apegada a la historia real posible.

Su intento fue a través de la novela “periodística” A sangre fría con la cual trató de contar la historia de un asesinato argumentando que todo lo que aparecía redactado eran hechos reales y entrevistas que formaron parte de la investigación. Este argumento también fue criticado, pues en la novela hay bastantes pasajes en los que describe escenas sangrientas y en este tipo de narrativa es muy difícil no poner un poco de imaginación para que la narración resulte en lo que el autor desea transmitir.

Se dice que esta propuesta de novela periodística marcó la pauta en el periodismo mismo, pues ahora se considera el punto de vista del autor en todo lo que se lee.

Esta reflexión está presente en la crítica literaria desde siempre y sus dificultades de comprensión radican en que los relativismos que podrían hacernos pensar que no hay posibilidades de verdad.

Otro autor importante que hizo lo contrario de Capote fue Gabriel García Márquez que escribió periodismo literario. No podía contenerse en su tono de contar con grandes adjetivos  y haciendo de notas periodísticas historias narrativas poéticas.

Es así que regresamos a esa gran y verdadera cita de Capote, pues si los géneros nos limitan, ¿por qué no encontrar caminos que nos libren de los mismos?

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba