Home / Hoy Toca / Síndrome de Wendy

Síndrome de Wendy

wendy

El síndrome de Wendy, al igual que el de Peter Pan se trata de una conducta específica que se relaciona con las personas a las que uno elige para compartir su vida. No necesariamente es una pareja, puede ser un hijo, un amigo o cualquier relación muy cercana.

El síndrome de Wendy comúnmente se trata de la absoluta necesidad de satisfacer al otro. En muchos casos ocurre cuando con una madre o una pareja busca proteger al otro de todas sus responsabilidades y problemas, por lo que toman el papel del adulto en cualquier situación, dejando en claro que sin ellos, la otra persona no podría estar. Este síndrome es más frecuente en las mujeres que en los hombres.

En varias ocasiones el síndrome de Wendy tiene que ver con un trato que hubo de pequeños en la familia nuclear en el que pudo haber algún abandono o rechazo por parte de sus padres o hermanos.

Alguien que padece este síndrome tiene un gran miedo al rechazo y al abandono, por lo que dan todo de sí para que la persona acompañada tenga todo lo que necesita, en el caso de una madre, puede ser hasta hacer lo posible para que la comida quede bien, hasta hacerle la tarea a su hijo. Acción que la dirige a un deseo profundo de ser imprescindible en la vida de la persona y a que la otra persona no pueda vivir si su protección.

Un aspecto interesante es que es fácil encontrar un Peter Pan donde hay una Wendy, pues un Peter Pan busca a una persona ajena que asuma sus propias responsabilidades. Y una Wendy busca a alguien a quién cuidar. Mientras un Peter Pan tiene miedo de ser adulto, el que sufre del síndrome de Wendy tiene responsabilidades extremas. Se dice que así como controlan la vida de los demás, estás personas no tienen un control de su propia vida, pues basan toda su felicidad en hacer el bien ajeno.

Es por está razón que este síndrome se relaciona comúnmente con casos de baja autoestima o inseguridad.

Se dice que este síndrome se debe tratar, pero si alguien se detecta dentro de éstos estereotipos, no se asuste, pues son bastante comunes y hay niveles de todo. Sólo recuerde que una pareja no está junta por lo que hace, sino por lo que es.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba