Home / Medio Ambiente / Burbujas de aire

Burbujas de aire

Todo nuestro entorno nos regala pistas de lo que sucede a nivel micro o macro a nuestro alrededor. Así también lo hacen las pequeñas y humildes burbujas que se forman en el agua y hielo que pueden indicar la evolución de la lluvia o realizar complejas reconstrucciones paleoclimáticas.

Las burbujas en el vaso de agua que pensabas tomar y has olvidado, por ejemplo. Seguro has visto que le han aparecido pequeñas burbujas, ¿qué es lo que indican? Al llenar un vaso con agua, ésta lleva una cierta cantidad de aire que se ha incorporado en su recorrido a través de tuberías y del trayecto final hacia el vaso. El agua de llave o de filtro se encuentra a una temperatura inferior a la ambiental. Con el paso del tiempo, a medida que el agua se calienta, en un intento por equilibrarse con la temperatura del aire, se forman las pequeñas burbujas.

Las condiciones de solubilidad cambian y el aire, anteriormente atrapado, no puede seguir disuelto en el agua. Son embargo, si el vaso se congela, como la temperatura es similar a la que tenía originalmente, entonces el aire se mantiene disuelto y las burbujitas simplemente no existirán.

El caso de las burbujas que surgen en los charcos cuando llueve como consecuencia del impacto de las gotas de lluvia, tienen el mismo principio físico. El agua de charco entra en contacto con el suelo que se encuentra a temperatura superior al de la lluvia y el impacto de las gotas provocan la liberación instantánea de aire.

También están las burbujas atrapadas en los grandes mantos de hielo de la Tierra, las cuales permiten el análisis isotópico del aire primitivo aprisionado en el hielo subterráneo que permite hacer reconstrucciones paleoclimáticas que se pueden remontar varios centenares de miles de años atrás.

Cuando se acumula nieve en el suelo, se forma una serie de capas donde el aire va quedando atrapado. En las zonas polares la sucesión de innumerables nevadas a lo largo de la historia, forma mantos de hasta 3 y 4 kilómetros de espesor.

En el caso de la Antártida, las capas mas profundas forman un hielo muy duro que contiene burbujas de aire de la época en que se acumuló la nieve que forma cada una de las capas permitiendo el estudio de los distintos gases que componían el aire de la Tierra en aquel remoto entonces.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba