Home / Medio Ambiente / El Árbol del Tule

El Árbol del Tule

En el atrio del templo de Santa María de la Asunción, en Oaxaca, se encuentra un legendario ser viviente; clasificado como Taxodium mucionatum, se trata de un enorme Ahuehuete que sobrepasa los 2,000 años de edad, y que recibe el nombre de Árbol del Tule. Tras sus ramas y raíces, esconde grandes leyendas que relatan secretos que esconde la historia de nuestro país.

Según la leyenda zapoteca, el árbol fue plantado hace 1,400 años, en manos de un sacerdote del dios del viento, haciendo lo propio para honrar su omnipotencia. Sin embargo, existe otra narración, donde explica que algunos líderes de las grandes naciones antiguas, decidieron dividirse en 4 grupos y dirigirse hacia 4 caminos distintos, en direcciones opuestas, hacia los 4 puntos cardinales. En cada territorio, los dirigentes debían plantar un árbol, entre ellos el Árbol de Tule, el cual fue hincado en un lugar sagrado.

El Árbol del Tule tiene un perímetro de aproximadamente 42 metros y una altura de otros 40. Su volumen se calcula en unos 816 829 m³, con un peso de aproximadamente 636 toneladas. En su tronco, pueden encontrarse diferentes figuras como la cabeza del venado, la cabeza del león, un elefante y un cocodrilo, entre muchas otras figuras, que son mostrados a los turistas por los niños de la comunidad, a cambio de unos pesos.

Los antiguos habitantes de Oaxaca solían decir que su raza provenía de los árboles, y realizaban un acto ceremonial de ofrenda al Árbol del Tule, al cual llamaban cariñosamente el “huehue”, que significa “anciano” en náhuatl. Esta tradición indígena, se realiza actualmente el segundo lunes de octubre, donde se acostumbra quemar castillos hechos de cohetes y luces. También incineran los tradicionales “toritos” o guajolotes que son manejados por los espectadores que asisten al lugar.

Así que demos una vuelta por los rinconcitos de este país, a que nos cuenten nuestra propia historia, de lo que pensaban nuestros antepasados y de nuestro propio origen. Si no conocemos de dónde venimos, ¿cómo podremos saber adonde vamos?

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba