Home / Historia / El mítico xoloitzcuintle

El mítico xoloitzcuintle

xolot

Cuando los conquistadores europeos llegaron a México se toparon con una extensa diversidad de flora y fauna, algunas de estas criaturas eran totalmente nuevas para sus ojos. Así conocieron al xoloitzcuintle, al que inicialmente confundieron con una especie enana de caballo.

Este peculiar canino es una criatura ancestral, emblema de la cultura mexicana, a quien muchos arqueólogos asocian como el acompañante predilecto para los hombres que cruzaron el estrecho de Bering, por lo que es considerado como uno de los perros más antiguos del mundo y ciertamente el más antiguo de América.

Su nombre proviene del náhuatl “Xólotl”, que significa extraño, e “itzcuintli” que significa perro. Según la mitología mexica, Xólotl era el dios de la duplicidad y transformación, de la oscuridad nocturna y lo desconocido. Acorde a las leyendas, era el hermano de Quetzalcoátl y su representación era un hombre con cabeza de perro.

xolos

El xoloitzcuintle era considerado como un compañero para la vida y la muerte, pues según registros de la civilización Azteca, este perro acompañaba a su amo al Mictlán, el inframundo de los Aztecas.

Lamentablemente, los españoles no los veían con muy buenos ojos, pues estos animales son ricos en proteína, además que su mitología como guardianes de la muerte fueron suficiente razón para que los conquistadores europeos decidieran que no eran algo que la Nueva España fuera a necesitar. Por fortuna no todos corrieron mala suerte, pues la especie encontró refugio en Guerrero y Oaxaca, donde gracias a sus instintos de supervivencia han mantenido la especie viva hasta nuestros días.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba