Home / Cultura General / La leyenda de Cuexcomate, el volcán más pequeño

La leyenda de Cuexcomate, el volcán más pequeño

cuexcomatenota2

Es una historia mágica la que cuenta el inicio del volcán más pequeño del mundo, Cuexcomate. En el año 1064, en el territorio que ahora es Puebla, los sacerdotes observaban el cielo como todas las noches, cuando notaron que una de las grandes montañas lanzaba fuego y dejaba caer las cenizas.

Las cenizas del volcán Popocatepetl habían despertado después de 100 años de haber estado pasivas y comenzaron a esparcirse por todo el territorio llenando a la población de miedo. Los sacerdotes empezaron sus plegarias y meditaciones para intentar apaciguar a la madre tierra que mostraba su furia en contra de ellos.

Pero el sacerdote más anciano permaneció en silencio, hasta que todos se callaron, el pronunció la palabra “Neuti” que para los sacerdotes quería decir que calmaran la ira de la montaña. Fue por eso, que decidieron hacer sacrificios humanos y lanzarlos hacía donde estaba la montaña con fuego, no sin antes, darles de beber el pulque necesario.

Esto no funcionó, por lo que las personas comenzaron a salir de ahí con todas sus pertenencias, las cosechas ya estaban destruidas por el fuego, pero en ese momento, se escuchó un trueno en el cielo que sacó una columna de agua hirviendo con olor a azufre, el olor de muertos. Este fue el momento que nació la pequeña montaña llamada Cuexcomate, de la cual se interpretó una señal que la madre tierra les hablaba y les indicaba que había que sacrificar a una persona con sangre real.

Se eligió sin dudar a la primogénita del sacerdote principal, la doncella Ameyaltzin cuyo nombre significa “pequeño manantial”, para hacer su sacrificio y parar la furia de la naturaleza. Así fue que ataviaron a la joven con joyas y maquillajes, vestiduras coloridas y aromas. Le dieron de beber un licor y la cargaron hacia la montaña. Una vez ahí, un sacerdote sacó una daga y de un solo tajo corto el cuello de Ameyaltzin.

En ese momento, el volcán dejó de eruptar. El padre de la joven no paro de llorar hasta que regresó a su casa, momento en el que se desvaneció en la muerte.

Los habitantes del lugar fueron testigos del nacimiento de Cuexcomate, el volcán más pequeño del mundo que se visita en la actualidad en la colonia Libertad, dentro de la ciudad de Puebla, México.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba