Home / Medio Ambiente / La miel maple

La miel maple

Aunque parezca un desayuno típico estadounidense, los “pancakes”, o “hotcakes”, cada vez adquieren más espacio en las culturas latinoamericanas, gracias a la influencia de nuestros vecinos del norte. Pero este delicioso desayuno tiene un elemento indispensable, dulce y muy nutritivo, ¿conoces todo sobre la miel de maple?

La miel de maple es un producto gourmet por su difícil extracción y largo proceso para hacerla comestible. Antes de la llegada de los colonizadores ingleses y franceses al noreste de Estados Unidos y Canadá, los indios recolectaban la savia de los árboles de maple y la convertían en jarabe.

La leyenda cuenta que un indio americano, observaba a una ardilla roja roer un árbol y después tomar la savia. La curiosidad le llevó a hacer lo mismo y encontrar el dulce sabor; después, incluso sirvió como remedio contra el escorbuto, enfermedad que muchos en la zona sufrían. Años después, la historia fue confirmada por Marie-Victorin autor del libro “La flore laurentienne

En marzo, cuando la temperatura de la zona se hace más cálida, los agricultores insertan tubos en los árboles para canalizar la savia a unas mangueras, que la transportan hasta la “cabaña de azúcar”. Ahí la hierven hasta tomar el color ámbar que conocemos. Mientras mayor sea el diámetro del tronco, más líquido produce.

La miel de maple posee un valor nutrimental importante, ya que está formada en un 2% de azúcar y 98% de agua (los valores varían dependiendo del árbol, su ubicación geográfica y el clima). El jarabe puro contiene: calcio, manganeso, zinc, potasio y otras vitaminas, incluso engloba menos calorías que el azúcar de caña o la miel de abeja.

Existen catas de maple donde se evalúa la textura, el color, el sabor y el olor; el mejor jarabe es el extra claro que es más dulce. Dependiendo del árbol y los ingredientes que haya tomado de la tierra, se pueden encontrar sabores como madera húmeda, grano, sal, humo y un gustillo a quemado.

Las recetas clásicas de la abuela ya pueden tener un giro dulce y sano, que no llenará el cuerpo de calorías innecesarias. Ese jarabe ámbar que a veces nos hace sentir culpa, ahora será el mejor aliado en cada postre.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba