Home / Medio Ambiente / Los cinco sentidos de las plantas

Los cinco sentidos de las plantas

Aristóteles, Darwin, Goethe compartieron un mismo sentir al respecto de las plantas y era que de alguna manera podían manifestar sus “sentimientos”. Aristóteles fue más allá, considerando que tenían alma. Su instinto en los tres casos era correcto. Así lo comprobaría más tarde Sir Jagadish Chandra Bose por medio de la biofísica.

Diferentes estudios y publicaciones recientes concluyen que las plantas también se comunican con el mundo externo y gozan de sentidos, así como los humanos tenemos los de la vista, tacto, gusto, olfato y oído.

Vista de las plantas

Las plantas perciben la luz mediante moléculas fotorreceptoras que cubre el espectro luminoso más ampliamente que las nuestras. El fitocromos les facilita el cálculo de la calidad de luz, vital para competir con la vegetación contigua. La sensibilidad de los criptocromos, a ciertas longitudes de onda, facilita la distinción entre día y noche.

Tacto vegetal

Claro ejemplo son las atrapadoras de insectos pero también están las que se defienden con gran sofisticación en las que, cuando hojas detectan el compuesto volicitina en la saliva de la molesta oruga, en respuesta producen compuestos aromáticos volátiles que se fijan al insecto para atraer a las hembras de ciertas avispas las cuales, depositan sus huevos sobre las orugas y cuando nacen, las avispas matarán al insecto.

 

Oído ultrasónico

Se ha comprobado la sensibilidad a las vibraciones de insectos, como el zumbido de una abeja o el batir de alas de un áfido. Igualmente, las vibraciones ultrasónicas que emanan los árboles de pino y roble durante una sequía son “escuchadas” por otros árboles… quizá como aviso preventivo.

Olfato maduro

Las frutas maduras emiten etileno, por lo que “huelen” y responden a su maduración. Así la fruta madura uniformemente y se logra que también la fruta vecina se coordine y produzcan más etileno, provocando una cascada de maduración.

Gusto de raíz

Se ha demostrado sobre la capacidad de las plantas para emitir mensajes que posteriormente son recogidos o “gustados” por las raíces de las plantas vecinas.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba