Home / Medio Ambiente / Los guardaespaldas más feroces

Los guardaespaldas más feroces

¿Cuál es el precio que estarías dispuesto a pagar para asegurar la vida de tus críos?

En ocasiones, las decisiones son difíciles pero tomarlas con una buena dosis de creatividad, pueden salvar la vida de la mayoría e incluso, de una especie.

En las relaciones de poder generalmente todos se benefician y éste es el caso del acuerdo que tienen pájaros y cocodrilos. Las aves como cigüeñas, garzas, garcetas, ibis y espátulas protegen a sus crías y a sí mismas, de audaces depredadores como mapaches y zarigüeyas, anidando sobre camadas de reptiles.

cocodrilo2

Generalmente estos pájaros empollan más huevecillos de los que en realidad pueden cuidar, por lo que el alimento es un problema para los nidos grandes. Es justo aquí cuando las aves tienen la oportunidad de ganar el cuidado de los caimanes y cocodrilos. Así, con la finalidad de poder racionalizar el alimento, las aves eliminan a uno y hasta dos de los polluelos que yacen en el nido.

Es correcto, las aves expulsan a los pequeños emplumados obligándolos a convertirse en el alimento de los reptiles y éstos sin el mínimo esfuerzo reciben la recompensa por alejar a los hambrientos mapaches.

cocodrilo3

El ecologista Lucas Nell de la Universidad de Georgia, se dio a la tarea de averiguar qué tan buena era la recompensa que reciben los enormes caimanes, lo que observó fue que los animales tienen una mejor complexión y salud cuando se encuentran cerca de los nidos.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba