Home / Medio Ambiente / Los manatíes, las sirenas del Caribe

Los manatíes, las sirenas del Caribe

manatiti22

Cuando los marineros europeos navegaban por las aguas del Caribe, avecinaron lo que para ellos era una sirena mítica, una silueta de una mujer voluminosa con los pechos al descubierto sobre las rocas. Pero cuando se aproximaron a verlas, uno de los que platicó su decepción fue Colón, que dijo que las sirenas no eran como le habían contado, que en realidad tenían unas caras muy feas y unos cuerpos muy grandes. Era la primera vez que veían al manatí, un mamífero marino de gran tamaño.

Pero los mexicas ya habían notado ese parecido del manatí con el hombre por eso le llamaban “tlacamichin” que significa hombre pez, por otro lado, en la lengua indígena del Caribe, manatí significa “con tetas”, pues en la época de crianza, a las hembras les crece el pecho grande y redondo como las tetas de una mujer.

Estos pueblos creían que si el manatí nadaba en contra de la corriente, anunciaba una sequía y cuando viajaba a favor del río, era un anuncio de la llegada de lluvias. Esta creencia aún es vigente entre los campesinos.

En realidad, los manatíes son animales muy amigables, de hecho no son la presa de ningún otro animal, es por eso que sus muertes generalmente están relacionadas con enfermedades como la neumonía, mal funciones gastrointestinales y bastantes accidentes con embarcaciones por la misma razón de no alejarse del hombre.

Su nado es relativamente lento, generalmente nadan a 8 kilómetros por hora, pero pueden alcanzar una velocidad de 30 kilómetros por hora. Miden hasta 4 metros y pesan hasta 550 kilos.

El manatí es el único mamífero marino que es completamente herbívoro, su alimento principal son las hierbas marinas y plantas acuáticas que crecen en lugares poco profundos. Algunas veces comen pescados pequeños que se encuentran en el camino de su comida, pero no buscan a los peces para comerlos.

Su expectativa de vida puede llegar a ser de 60 años pero generalmente no sobrepasan los 25 años. Un dato curioso es que el manatí es de los pocos animales que son monógamos, a sus pocos 5 años llegan a su madurez sexual y sus crías vienen cada dos o tres años, pues les toma 13 meses de gestación, uno de los períodos más largos del reino animal.

En ocasiones se les llama vacas marinas por varias razones posibles, por el hecho que son vegetarianos, por sus movimientos lentos y pesados y por su fidelidad entre ellos.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba