Home / Medio Ambiente / ¿Por qué los planetas son redondos?

¿Por qué los planetas son redondos?

A pesar de que la Tierra tiene océanos, valles, altas montañas y zonas planas, todo acaba en circunferencia. La Tierra, al igual que los planetas y estrellas, sean gaseosos, rocosos o líquidos, todos son esféricos.

Los planetas se forman como nubes de polvo alrededor de nuevas estrellas, las partículas de polvo chocan y se unen haciéndose más grandes cada vez. A medida en que va creciendo, su gravedad se vuelve más fuerte y gracias a esta fuerza, nada flota y se mantiene unido.

En el caso de un planeta nuevo, la gravedad jala tan fuerte a la superficie que ocasiona que ésta vaya “integrándose” en todas direcciones a la vez, de tal forma que termina redondeada pues es la forma óptima para concentrar materia alrededor de un punto o centro gravitatorio.

Sin embargo, para que esto suceda se debe tener un objeto realmente grande, de más de 950km de ancho. Los asteroides y cometas, por ejemplo, tienen una gravedad tanto más débil y por ello, pueden tomar formas bastante caprichosas.

Finalmente, contrario a lo que pueda parecer, la Tierra no es una esfera perfecta. Los movimientos de rotación y la atracción de la Luna distorsionan su forma. Aunque cueste trabajo apreciarlo, la zona ecuatorial es más ancha que la de los polos que son más aplanados, es decir, tenemos una Tierra chata.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba