Home / Medio Ambiente / Pingüinos, tan tiernos pero bien depravados

Pingüinos, tan tiernos pero bien depravados

pinguinos

Estas aves que a primera vista inspiran simpatía, tienen un lado oscuro, reflejo de una sombría pero sorprendente realidad social y sexual.

¿Estás listo?

Ejercen la prostitución (o algo similar)

Las piedras son un bien escaso en la Antártida y si recordamos los conceptos sobre oferta y demanda, podemos darnos una idea de hacia dónde va el asunto. Resulta que las hembras construyen sus nidos con piedras y ¡están dispuestas a hacer cualquier cosa por conseguirlas! Cuando su pareja está lejos, las hembras acostumbran prestar favores sexuales a otros machos a cambio de piedras.

Abusan sexualmente de sus crías

George Levick fue el naturalista que descubrió este extraño comportamiento, de hecho, su informe era tan crudo que fue escondido durante cien años.

La realidad es que los machos que recién se convierten en padres, no piensan dos veces para violar a sus crías, quienes muchas veces mueren por los abusos.

Se roban otros polluelos

Las mamás pingüino a veces envidian a las crías que consideran “más bonitas” que las suyas o que simplemente les gustan más. ¿Qué hacen? Simplemente desplazan a sus propias crías (y no para procurarles mejor vida) toman a las otras y las llevan a sus nidos. Sí, así tal cual. Pero no creas que la cosa queda ahí, las madres de los polluelos secuestrados se llegan a enlazar en tan brutales peleas que, han dejado muchos muertos en un mismo clan.

Necrofilia

Los pingüinos no suelen ser muy quisquillosos cuando de preferencias sexuales se trata. Estas curiosas aves copulan con su pareja, crías y por qué no, también cadáveres. Varios científicos han observado cómo estas aves pueden ir caminando y al toparse con un pingüino hembra sin vida, van y… bueno, ya te imaginarás.

Y sí, aún hay más.

El sexo interespecie no es algo nuevo, sin embargo, los últimos años la comunidad científica se volvió espectadora de un comportamiento aún más perverso. Focas violando pingüinos machos.

Nuestras avecillas depravadas favoritas no cuentan con órganos sexuales externos como otros mamíferos, sin embargo, las focas intentan tener sexo con ellos por medio de la cloaca (término que refiere al orificio por el cual los pingüinos copulan), sobra decir que esto les produce graves y dolorosas heridas. En algunos casos, las focas abandonan al pingüino después de atacarlo, pero en otras ocasiones se ha observado como después de abusar de ellos, acaban asesinándolos y devorándolos.

Los científicos están igual de intrigados que nosotros, según algunas teorías, se piensa que las focas se aprovechan de la debilidad de las aves para dominarlas y practicar la copulación.

¿Gorditos y bonitos?

pinguinosii

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Comentarios (2)

  • Indira

    Muy interesante esta información de los pingüinos, nunca me había gustado, pero ahora los detesto.

    Responder
    • UDMC

      ¡Buen día Indira!
      Nos da gusto que la información fuera de tu agrado. Vale la pena adicionar que el comportamiento de los animales es una respuesta natural ante los estímulos internos y externos de su medio ambiente. El mundo animal es irracional, sin buenos ni malos, únicamente seres que actúan naturalmente según su instinto (por muy curioso que sea).
      Saludos 😀

      Responder

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba