Home / Medio Ambiente / ¿Cómo se formó la Luna?

¿Cómo se formó la Luna?

No todos los planetas tienen luna y aún cuando los planetas gigantes del Sistema Solar poseen satélites, todas son pequeñas respecto del planeta en torno al que giran. Solo nuestra Luna es tan grande comparada con su planeta.

Sabemos que la Tierra está formada por un núcleo de fierro que contiene casi un tercio de la masa del planeta. El resto lo conforma el manto de rocas densas y una corteza delgada. La Luna tiene un núcleo rocoso y muy pequeño y el manto es similar en composición al de la Tierra.

Estas coincidencias dieron lugar a diversas teorías: la de captura, que propone que la Luna se formó en otro lugar y fue “capturada por la Tierra” y la de formación simultánea, donde la Luna se formó justo a un la do de la Tierra y al mismo tiempo.

¿Por cuál votas?

A mediados de los setentas se consideraba que un cuerpo del tamaño similar al de Marte, aproximándose a 10km/s, podría haber impactado de modo oblicuo con la Tierra arrancándole parte del mato. Parte del material expulsado habría quedado en órbita dado lugar a la Luna.

Esta teoría explica la gran diferencia de masas entre la Luna y Tierra, el bajo contenido de hierro y elementos volátiles de la Luna, además del momento angular que posee el sistema Tierra-Luna. Sin embargo, con la incapacidad de incrementar las variables respecto de la gravedad e hidrodinámica, la teoría era una hipótesis imposible de comprobar en esas fechas.

Una dificultad de la teoría era que de ser cierta, el bólido debía ser masivo, su masa debía ser el 35% del total, el impacto debía haber ocurrido cuando la Tierra tenía 30millones de años y le quedarían entre 20 y 30 millones de años más de acrecimiento de material hasta lograr su masa actual.

No obstante, la Luna recién formada también hubiera tenido que incorporar material y terminaría con una importante ganancia en hierro, lo cual, no corresponde con lo observado. Otra dificultad de la hipótesis es que el material expulsado hubiera tenido que haber generado una miríada de “lunitas” pequeñas.

Afortunadamente el poder tecnológico y los algoritmos de simulación lograron probar que, con un ángulo óptimo de incidencia del bólido y un momento angular similar al del actual sistema Tierra-Luna, la masa del bólido podría haber sido tan solo del 10% de la masa de la prototierra.

De esta manera, con bólidos de menor tamaño, la probabilidad de impacto incrementa. Nuevamente, gracias al poder tecnológico se pudo producir un tiempo de impacto que cumple con las condiciones del sistema Tierra-Luna.

Igualmente, las investigaciones concluyen que la Luna nació hacia el final de la formación terrestres, quizás a los 50 o 70 millones de años del comienzo del acrecimiento. Bajo esta tesitura, el material expulsado sería del orden del 5% de la masa del sistema, proviniendo en su mayor parte del bólido.

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba