Home / Música / Escuchar música te hace ser mejor persona

Escuchar música te hace ser mejor persona

Quizá te ha pasado. Vas caminando sin gran determinación pero de pronto escuchas una música que te atrapa como imán al metal. Algo en ti se enciende, sigues el sonido y pronto te encuentras en un lugar desconocido con gente que jamás habías visto. Nada importa, ese lugar tiene algo que simplemente ¡te encanta!

Justamente así es el proceso de escucha musical: búsqueda del fenómeno sonoro, evocación de emociones, regulación de disposición anímica, recompensa en el plano social y motor sensorial.

La música permite sincronizar el ritmo cardíaco o de cualquier otra parte del cuerpo con el ritmo sonoro, se incrementa la segregación de estimulantes inmunológicos y reduce las cantidades de cortisol y otras sustancias presentes en situaciones de estrés.

Escuchando melodías agradables, se desactiva la amígdala que es la responsable de sentir miedo, también presente en momentos de estrés.

La música facilita la liberación y expresión de sentimientos, permite el placer, induce a la relajación y disminuye el estrés. Contribuye de forma considerable al contacto y a la adaptación al medio social mejorando las relaciones interpersonales. Define identidades concretas al existir estilos musicales ligados a formas de vida específicas, mejora lazos afectivos y transmite valores.

Incluso existe una similitud entre la selección sexual que realizan los pájaros según su canto y la de las personas, la música actúa como refuerzo de recompensa sexual.

Compartir una experiencia musical motiva a la congregación de individuos con preferencias sonoras similares, lo que ocasiona atracción y cohesión del grupo.

A nivel trascendental, la música permite que, al mejorar un individuo en lo personal, se produzca en consecuencia, una mejora social al formar parte del colectivo.

Así que… ¡súbele al volumen!

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba