Home / Música / La historia de la ópera

La historia de la ópera

Es una de las composiciones más famosas en el universo musical, muchas veces causa aburrimiento para quienes no la conocen. Al escucharla, la intensidad de sus notas hacen vibrar la piel y causan emociones excitantes en los espectadores, a pesar de ni siquiera entender la letra de sus canciones. Instrumentos delicadísimos, voces maravillosas y sonidos casi inexistentes conforman el mundo de la ópera.

El nombre ópera viene del latín Opus, que significa obra o labor, y surgió en Italia alrededor del siglo XVII durante la era barroca. La ópera es una puesta en escena que combina las artes, canto, declamación, actuación y danza; estos elementos dan forma al género de música teatral que forma parte de la tradición europea.

En 1597 el compositor y cantante italiano Jacopo Peri compuso la primera ópera, Dafne, inspirada en las tragedias griegas clásicas. Sin embargo Dafne es una obra perdida y es su siguiente trabajo Eurídice, que escribió en 1600, la pieza de ópera más antigua que se conserva hasta el día de hoy.

En sus inicios la ópera se representaba exclusivamente para los miembros de la corte, en funciones privadas a las que acudían los gobernantes y miembros de la nobleza y burguesía. Pero en 1637 algunos compositores venecianos tuvieron la idea de iniciar una temporada de ópera abierta al público, siempre y cuando pudieran cubrir el costo de un boleto, mismo que era considerablemente bajo.

Al principio la ópera combinaba elementos trágicos y cómicos, lo cual resultaba poco agradable a las clases educadas, quienes iniciaron un movimiento para reformar el género. Durante este proceso se llegó a hacer distinción entre dos tipos de ópera, la ópera seria, apegada a los temas trágicos, y la ópera buffa, que incluía elementos cómicos.

Con la separación de estos dos géneros, se buscó la forma de atraer al público de la clase mercantil, que aunque era menos culto que la nobleza iba creciendo en tamaño y poder económico. Entonces se crearon los Intermizzi, que consistían en presentar durante los intermedios de la opera seria, segmentos de ópera dentro de la función principal con una trama cómica y ligera.

Durante 1710 y 1720 los Intermizzi se volvieron tan populares que ofrecían como una producción separada, un nuevo género de ópera corta con elementos cómicos y tramas sencillas.

La ópera seria, libre de los elementos que conformaban la Buffa y el Intermizzi, se convirtió en un estilo refinado y complejo, que permitió el surgimiento de estrellas quienes demostraban sus capacidades vocales e interpretativas mediante las interpretaciones de las Arias. Durante este periodo destacaron importantes figuras como, Carlo Broschi y la soprano Fausstina Bordoni.

Carlo Broschi, mejor conocido por su nombre artístico Farinelli, fue castrado cuando era un niño para preservar su voz de soprano en la edad adulta, lo que lo llevó a convertirse en uno de los cantantes de ópera más famosos del siglo XVIII. Farinelli fue enviado a un conservatorio donde recibió el entrenamiento necesario para perfeccionar su voz, fue conocido por su habilidad para sostener y aumentar una nota de gran longitud, pureza y poder y por su tono de voz. En sus funciones, solía  representar  papeles de mujer como el protagónico  en Adelaide, de Porpora.

Faustina Bordoni fue una mezzosoprano que competía con los Castrati para obtener los papeles protagónicos más reconocidos. Fue considerada como una de las más grandes cantantes femeninas del siglo XVIII, logrando igualar o superar a sus rivales  Castrati en ópera seria.

La ópera italiana fijó el estándar barroco, y los cantantes de ópera seria se convirtieron en estrellas, los libretos italianos y sus compositores fijaron la norma del periodo clásico de la ópera. Hoy en día, suele relacionarse con la cultura, con la gente letrada y la clase alta. Sin embargo la ópera tiene mucho más profundidad, pues es la representación casi perfecta y estilizada de lo que alguna vez, en la historia nuestra, fuera la forma de entretenimiento más cotizada. Apreciemos todos los géneros musicales, no permitamos que se pierda ninguno de ellos pues en sus letras se conserva nuestra propia tradición.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Comentarios (1)

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba