Home / Recomendación Literaria / Kenneth Rexroth

Kenneth Rexroth

rexroth

Kenneth Rexroth fue uno de los poetas contra culturales de los Estados Unidos que presentó una poesía que iba más allá del nacionalismo, pues buscaba rescatar la poesía del sentimentalismo formal en el que caía en esa época.

Rexroth fue autodidacta, solamente estudió cinco años de su vida, todos los idiomas que aprendió fueron por iniciativa propia. Nació en una familia de librepensadores que lo impulsó a conocer las contracorrientes de lo que sucedía en el arte más popular y formal. Rexroth se quedó huérfano muy pequeño y se mudó a vivir con sus tíos en Chicago, obtuvo diferentes trabajos sin relación entre ellos, como reportero, mesero, luchador y en una ocasión logró entrar en la tripulación de un barco que se dirigía a París. De regreso en Chicago trabajó en un lugar de jazz en el que se regodeaba con músicos y poetas.

A sus 15 años ya había publicado sus primeros poemas en pequeñas revistas y desde ese momento ya mostraba su interés por el misticismo y la política de izquierda.

En 1927 se mudó a San Francisco con su primera esposa, la pintora Andrée Shafer al lugar indicado pues ahí se encontraban varios poetas que tenían su misma ideología estética. En los inicios de 1930, Rexroth intercambió correspondencia con el importante Ezra Pound y lo introdujeron al mundo de editoriales independientes como la prensa de New Directions y uno de sus principales creadores, James Laughlin.

La ideología de Rexroth no era meramente una cuestión estética de su obra, en realidad era un activista consumado, durante la Segunda Guerra Mundial, Rexroth ayudó a los Americanos-japoneses a escapar de los campos de la Costa Oeste.

Para finales de los años cuarenta, Rexroth ya formaba parte del auge de San Francisco aunque nunca se declaró completamente partidario de la Generación Beat. Hubo incluso una declaración que lo nombraba Padre de los Beats, título que no le gustaba nada.

Rexroth acostumbraba a presentar sus poemas con diferentes músicos de jazz y a traducir del japonés y chino. De ese trabajo, publicó varias antologías con sus propuestas en inglés. Sin embargo, Rexroth siempre se mantuvo en contra del dominio literario de la costa del Este y el gusto burgués que corrompía la poesía norteamericaba. Su influencia fue muy notable para la influencia de otros poetas que escribieron con conciencia social y los que se abrieron a las influencias asiáticas que presentaban imágenes simples y minimalistas.

Les compartimos algunos ejemplos de su poesía:

Ellos dicen que esto no es un poema

El orden en el universo
Es sólo el reflejo
De la voluntad y la razón humanas.
Todo ser es contingente,
Ningún ser subsiste por sí mismo.
Todos los objetos son movidos por otros objetos.
Ningún objeto se mueve por sí mismo.
Todos los seres tienen origen en otros seres.
Ningún ser lleva en sí su propia causa.
No hay ser que sea perfecto.
El ser ignora la economía.
Los seres se multiplican
Sin una necesidad. No poseen
Principio de razón suficiente.
El único orden de la naturaleza
Es la relación armónica
De una persona con otra.
Las relaciones que abjuran de la persona
Son por esencia caóticas.
Las relaciones entre las personas
Son el modelo a través del cual vemos
En la naturaleza un sistema.
Desde Homero, todos los hombres sensibles
Nos han exhortado una y otra vez
Acerca de que el universo y
Los grandes principios y fuerzas
Que mueven el mundo, poseen armonía
Sólo como reflejos
Del coraje, la lealtad,
El amor y la honestidad de los hombres.
Dejados a su suerte, esos principios son crueles
Y completamente superfluos.
El hombre que claudica ante ellos acaba en la locura,
Mata a sus hijos, su mujer o sus amigos
Y muere sumergido en el polvo sangriento,
Habiendo destruido el trabajo
Atesorado por las manos de otros hombres
Sólo quien es más listo que ellos logra sobrevivir
Y encuentra un hogar donde envejecer.

Versión de Marcelo Pellegrini y Armando Roa Vidal

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba