Home / Salud / Ansiedad, un mecanismo de defensa natural

Ansiedad, un mecanismo de defensa natural

La definición básica de la ansiedad es “una emoción normal que se experimenta en situaciones en las que las personas nos sentimos amenazadas por un peligro externo o interno”. Básicamente la ansiedad es un mecanismo de defensa que ocurre en respuesta de alerta.

Dado que es un mecanismo universal, se da en todas las personas, es normal y es parte del proceso de adaptación del ser humano. De hecho, la ansiedad es una respuesta que moviliza el organismo y lo mantiene alerta y dispuesto para intervenir frente a los riesgos. En una situación de peligro, la ansiedad es lo que provoca huir, atacar, neutralizar o afrontar.

En un sentido evolutivo, el ser humano desea lo que no tiene y quiere conservar lo que tiene.

Sin embargo, en algunos casos, este mecanismo no funciona de forma proporcional y ahí es cuando produce problemas de salud y en lugar de ayudarnos a reaccionar, nos incapacita.

Las causas fundamentales de la ansiedad se encontrarían entre los factores genéticos, existiendo una predisposición al trastorno, el tipo de educación en la infancia y la personalidad o algún suceso que haya causado una crisis muy fuerte. Esto puede resultar en el miedo que se repita y ese miedo puede causar más ansiedad. “El miedo al miedo”.

Existen distintos síntomas en los que se refleja la ansiedad como el trastorno por crisis de angustia, en el que la ansiedad se presenta de forma episódica como palpitaciones, sensación de ahogo, inestabilidad, temblores o miedo a morirse.

Hay distintas formas para prevenir la ansiedad naturalmente, una dieta balanceada, descanso, ejercicio físico y una buena organización personal y profesional.

En pocas palabras mantén tu mente ocupada en varias actividades distintas, pero dale el tiempo justo a cada.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba