Home / Salud / Comer picante no es pecado

Comer picante no es pecado

chile

Hay diversos estudios que comprueban los beneficios del chile, pero hay diversos mitos alrededor de su consumo. Como siempre, los excesos son malos, pero el consumo de chile diario es recomendado por doctores, incluso gastroenterólogos.

Entonces, ¿de qué se trata esa sensación de acidez en el estómago después de comer picante? Sencillo, lo que causa esa acidez es la capsiacina, una sustancia que estimula las terminaciones nerviosas. Pero no existe una evidencia de que el chile produzca ulceración o herida de ningún tipo en el aparato digestivo.

Esto comprueba el porqué a nuestro cuerpo se le antoja tanto comer picante, pues nuestro organismo es lo suficiente sabio para pedirlo.

De hecho, un estudio en Singapur descubrió que comer picante reduce en un 53% el riesgo de úlceras pépticas. Pues en efecto, el chile puede reducir la secreción del ácido gástrico de acuerdo con un estudio húngaro.

Dos estudios realizados en Australia han comprobado que añadir picante a las comidas puede proteger contra el aumento de colesterol en la sangre. El otro descubrió que comer picante reduce los requerimientos de insulina, lo que puede ayudar a la prevención y tratamiento de diabetes.

Otro beneficio importante del consumo del chile es que ayuda a mejorar los daños estomacales producidos por las pastillas anti inflamatorias.

Una médica general con especialización en nutrición, recomienda ampliamente el consumo del chile como sazonador de comidas, pues da mucho sabor con muy pocas calorías y un buen aporte de calcio y vitaminas A y C. Además el consumo de chile acelera el metabolismo.

Así que ahora ya saben, si les gusta la comida picosa, no lo piensen dos veces, al menos no por el bien de su estómago.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Comentarios (1)

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba