Home / Salud / El uso médico de la marihuana es algo más importante de lo que parece

El uso médico de la marihuana es algo más importante de lo que parece

marijuana

Mientras pensamos que el gobierno, los médicos y las compañías farmacéuticas están de nuestro lado, hay demasiada corrupción e intereses económicos que sobrepasan su esfuerzo por el bienestar de la sociedad a la que le hacen creer que hacen todo lo posible por cuidar.

Cada año, analgésicos como el percocet, vicodin, y otros opiáceos matan a miles de personas. Un estudio ha comprobado que la venta de opiáceos ha subido un 300% en la última década, esto aunque se considera la medicina más peligrosa y adictiva del mercado que además pierde efectividad en su uso a largo plazo. Por eso, cuando se descubre que una planta como la marihuana puede ayudar a la dependencia de estos medicamentos populares, las compañías farmacéuticas se ponen nerviosas.

La economía mundial depende tanto de las compañías farmacéuticas que el gobierno ha tenido que apoyarla en demasía, es por eso que se sigue clasificando a una planta como una droga ilegal. Hay abundante evidencia que comprueba que el grado de la supresión del uso médico de la marihuana ha sido un error de la sociedad libre, de los medios y de la integridad científica.

Más de 100 millones de personas solo en los Estados Unidos sufren de dolores crónicos que les impiden llevar a cabo su vida cotidiana. Dada la búsqueda por una vida “normal”, los pacientes y médicos llegan a soluciones que a largo plazo resultan en una dependencia crónica en analgésicos que eventualmente causan toxicidad en el cerebro y mal funciones metabólicas. Lo más aterrador es que las miles de personas que mueren cada año por el uso o sobredosis de este tipo de analgésicos, tienen su receta médica que aprueba su consumo de forma legal.

Ahora se han investigado resultados cuando se agrega un cannabinoides al régimen de pacientes con dolor crónico además de sus dosis estables de opiáceos potentes. La terapia de investigación relacionada con el cannabis ayudó a proveer analgesia efectiva cuando se usaba como medicamento adjunto para pacientes con cáncer que no mostraban buenos resultados con los opiáceos. Estos resultados se reportaron en el Journal of Pain.

Además mientras algunos estados legalizan la marihuana, un estudio publicado en la JAMA Internal Medicine de la Universidad de Pennsylvania comprobó que la incidencia de muertes relacionadas con el consumo de analgésicos poderosos en Estados en donde la marihuana es legal es menor que en aquellos en los que la planta es ilegal.

Alrededor del 60% de las sobredosis ocurren en personas que cuentan con recetas de doctores legales con medicinas de farmacias comunes. Este tipo de efectos secundarios no existen en el consumo de la marihuana con un uso médico.

[Fuente]

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba