Home / Medio Ambiente / Estamos expuestos a la radiación

Estamos expuestos a la radiación

No nos damos cuenta pero diariamente estamos expuestos a la radiación electromagnética. El espectro es tan amplio que puede causar molestias leves hasta grandes daños. Un ejemplo es la radiación solar tomada indiscriminadamente.

La radiación es un fenómeno nuclear producido por la desintegración espontánea del núcleo atómico y su resultado es la emisión de rayos alfa y beta. Cuando los neutrones y protones del núcleo se arreglan espontáneamente, se producen rayos gamma.

Si bien las radiaciones causan daño en diferentes partes del organismo, los daños más importantes por radiación se producen cuando son de alta energía como con los rayos X, rayos alfa, beta y gamma provenientes de materiales radiactivos.

En este sentido los rayos X y gamma pueden afectar el sistema nervioso, órganos internos e incluso dañar el DNA de las células.

Cuando un material radiactivo es inhalado o ingerido, el efecto producido por las partículas alfa o beta en órganos internos del cuerpo humano es mayor que si únicamente hubiera habido exposición.

Los efectos causados por la radiación pueden o no ser transferidos a la descendencia y por tanto, son somáticos cuando únicamente afectan al individuo expuesto o genéticos cuando se heredan a sus descendientes.

Algunos efectos somáticos monitoreados en las personas sobrevivientes a la tragedia por la detonación de bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki, son cataratas en los ojos, tumores en tiroides, leucemia, ligero achaparramiento para quienes fueron expuestos durante la niñez, además, cáncer de pecho y pulmones.

Respecto de los efectos genéticos, éstos pueden producir mutaciones por rompimientos irreparables en los cromosomas de la cadena del ADN. Actualmente, no se conocen los trastornos que se pueden producir.

Sin embargo, algo maravilloso de la naturaleza humana es que los daños biológicos resultantes de dosis acumuladas por exposición crónica, ¡son menores! Esto debido a que el cuerpo tiene oportunidad de reparar el daño producido por pequeñas dosis, espaciadas en el tiempo.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba